Soy sólo yo y mis pensamientos...

jueves, 11 de diciembre de 2014

Y sí... Esto te pasa por boluda.

Decenas de veces me juré y perjuré que no volvería a esa dinámica tóxica con final (encima malo) anunciado.

Y sí, puedo aparentar tener una mentalidad masculina, y a veces lo consigo, pero otras, mi lado femenino me juega malas pasadas y termino en donde empecé, escarmentada con el género masculino, con ganas de salir a quemar contenedores.

Ahora sí. Ahora no. Ahora me hago el histérico y te escribo. Te pongo la miel en los labios y me piro. Ahora no. Pero quizás mañana sí.

Flaco, ¡¿por qué no te vas un poquito a la mierda?!

Odio ese histeriqueo pelotudo, porque es pelotudo, que nunca te lleva a ningún lado.

Si a mi me apetece algo, lo dejo claro, no doy vueltas, y no mareo a los que están a mi alrededor.

El "No quedo con vos, por falta de tiempo" (Traducción, no me interesa quedar contigo). Te lo podés meter en el orto. De verdad, no intentes medio quedar bien (diciéndome que quieres verme y que ya quedaremos) para guardarme en la recámara por si acaso. 

Porque yo, cuando vos ibas... Fui y volví bastantes veces. 

¡¿A qué viene esa necesidad?!

¡¿ Por qué lo complican todo tanto?!

Es uno de esos misterios que jamás tendrán solución, o por lo menos, de esos que nunca llegaré a resolver, porque soy de las que lo simplifica todo.

Si te quiero ver, te lo diré. Si ya no me interesas, también te lo diré.

Andá a marear a otra, pero conmigo, ni te gastes.

Por lo pronto, me voy a dormir. Mañana será otro día, y mientras él piensa que todavía "me tiene". Yo ya estaré empezando una nueva partida con otro jugador diferente.

Bona nit!


viernes, 28 de noviembre de 2014

Lo políticamente correcto.

¿Está mal ser una obsesiva de las buenas formas y del evitar conflictos?.

- " Es que yo soy así", "Bueno, ya sabes como soy", " Es que mi temperamento me puede".

Y yo me pregunto ante estas respuestas:

- ¿Y vos qué te pensás?, ¿Qué yo no tengo carácter? ¿ Que yo no sé gritar?, si hace falta, gritaré más alto que tú.

Y siempre me pregunto:

- ¿ Gano algo poniéndome a tu nivel?.

¿Cúal es?

La base de cualquier relación, es la tolerancia, el saber ponerse en el lugar del otro, el intentar comprender que es lo que pasa y sobre todo, poner una solución satisfactoria para ambas partes.

No me vale el "Es que claro, con todo el estrés que llevais encima, normal que salteis por algún lado".
NO! Yo también sufro estrés, yo también tengo tentaciones de explotar, pero no lo pago con quien no debo. Y este aquí el quid de la cuestión.

Hay veces que por más que una hable las cosas, el patrón se repite, nunca hay un cambio de actitud, ni una intención de mejora (por la parte conflictiva), entonces la boluda de turno (que casi siempre suelo ser yo) calla, traga, aguanta y sigue para adelante.

Sólo espero, no llegar al nivel de saturación, en el cual actuaré tal y como lo hace mi querido prójimo torturador de buenos modales y saber estar.
Porque el día que eso pase, no seré responsable de mis actos, pero ten por seguro, que te pagaré con la misma moneda.

Qué difícil es esto de las relaciones interpersonales, hay cosas que yo veo tan sencillas, tan de cajón, y para otras personas... No. Son monofocales y repetitivas en los malos hábitos.
Ojo, no digo que yo sea una santa, ni que sea perfecta, pero con el transcurso de los años y de las experiencias, he aprendido a controlar mis impulsos, a tener una meta-conciencia (pienso, luego existo) muy desarollada que me permite ver más allá, y me serena en los momentos de locura.

¿Quién me iba a decir a mí que al final aprendería a controlar mi impulsividad?
Hay que ver como cambiamos las personas si nos lo proponemos!

A pasar una linda noche de viernes, yo me quedaré en la mejor de las compañías, la música.


One week to go!! 

jueves, 20 de noviembre de 2014

Motivación

Estoy como cuando Layne Staley se confunde durante Sludge Factory en la grabación del Unplugged.

What's my motivation here?!

Sabés que empezás bien, pero en el momento que la cosa se empieza a torcer... Pierdo el norte, dejo de lado la motivación y mientras la busco, la cago de manera notable.

Llevo varios días estando, pero sin estar, empiezo a notar el cansancio, la palabra "vacaciones" empieza a sonar fuerte.

Necesito vacaciones, es un hecho. Descansar mente y cuerpo, cambiar el entorno, pasar de todo. Trabajar en la hostelería es duro, trabajar en la hostelería, luego ir a clase (carrera universitaria, delegada de clase, miembro de la junta de calidad de grado), y ocuparte de tu propia casa, lo es más aún.
Despierto la admiración de mucha gente cuando se entera de mi fantástica y ajetreada vida, todo bien, es lo que elegí, y lo llevo con estilo y determinación, pero hay veces en las que me gustaría largarlo todo al carajo y ser por un ratito uno de esos "ni-ni" que tanto nombran por todos lados.

Si alguien se encuentra con mi motivación, que me avise. Porque la ando necesitando de vuelta.

Lo único que últimamente me motiva es la tanda de conciertos que se vienen en los próximos días. Dos en Zarasosa (Electric Mary y Wild Adriatic) y uno en mi amada Barcelona.

Qué loco... Menos mal que todavía me queda la música. Esa que habla por mí y es un tren directo hacia mi felicidad.

Pero de los tres, el que más me hace ilusión es el de Rival Sons. AÑOS esperando a que viniesen, y al fin podré disfrutarles! 



Esta semana viene carente de reflexiones de calibre, porque como dije antes, estoy sin estar en mi.
Ya vendrán tiempos mejores, o menos peores. La cosa es que todo pasa... Y espero que sólo esté atravesando una mala semana.