Soy sólo yo y mis pensamientos...

domingo, 21 de mayo de 2017

Tercer día sin Chris Cornell.

Todavía sigo sin creérmelo, Chris Cornell, ya no camina más entre nosotros. Cada vez que algún músico nos deja, se lleva con ellos una parte de mí.



La mayoría de gente quizás no entienda cuando uno se pone triste por la partida de algún "famoso".
No lo entiende, ni lo entenderá.
La música ha sido y será mi compañera de viaje, siempre está, no sé estar un día entero sin dedicar unos minutos (horas si soy afortunada) a esta hermosa tradición de poner un disco y dejar que todo lo que me rodea desaparezca por un instante.

Crecí en los noventa, crecí escuchando a Chris Cornell, de más grande me enamoré de él, fue de mis primeros platónicos, me parecía un tipo especial, interesante, talentoso, único.
La de horas y horas que pasamos juntos, él cantando sus canciones, yo escuchándole, aprendiendo cada palabra que cantaba. Y hoy, ya no está. Bueno, sigue viviendo en su legado, mis vecinos deben de estar fritos, llevo sin parar de escuchar Soundgarden desde el jueves por la mañana.

Pero una parte de mi se fue con él, en mi corazón permanece ese nudo que con los días irá haciéndose más pequeño, pero que siempre estará presente.

Yo era muy chica cuando murió Kurt Cobain. En cambio la muerte de Layne me marcó, al igual que la de Scott Weiland. Son las voces de una generación, parte de nuestra cultura y quizás las causas del como somos hoy en día.

Siempre pensé que Chris Cornell se iba a morir de viejo, que nos iba a dedicar más discos, letras, palabras sabias, lamentablemente se marchó y ahora sólo nos queda recordarlo a través de su legado, que no es poco.

Eddie, cuidate, ya sólo quedás vos. Los demás siguen, sólo que ya no conviven más entre nosotros.

Buen viaje Chris. Te quiero mucho. Gracias por tanto.

sábado, 15 de abril de 2017

Dialogando que es gerundio.

A veces uno piensa que una persona es incapaz de decepcionarla. Y de repente, descubrís algo que te sienta como un cachetazo en la cara.
Se lo comentás a tus amigos, intentás darle vueltas al asunto, intentado encontrar una justificación para el cagadón que se mandó esa persona con vos. Empatía al cien por cien.
Pero a veces por mas que uno lo intenta, no hay manera.

Tus amigos te dicen: - ¡Ay no!¡Yo no sé cómo hacés!.

Y he aquí el quid de la cuestión.

Yo tampoco sé cómo lo hago, simplemente intento comprender al otro, aunque todos me animan a ser egoísta porque claramente en esta situación tengo toda la razón para cabrearme, putear y hacer sufrir al prójimo,
Pero no, lo que me invade es un sentimiento de decepción, tristeza, no furia, sólo esas dos cosas.

La furia va y viene, pero la decepción, eso es más chungo.

No me gusta ser esa persona que eche en cara argumentos de año de la pera porque sigo sin superarlo. Entonces espero, pienso, planeo. Converso con esa persona, pido que me dé razones, porque la razón no la tiene. Y con buena onda y positivismo, sigo adelante.

Es feo dejar conflictos sin resolver, no es sano para el coco. Y duele cuando alguien cercano te lastima y decepciona. Pero hay que mirar la foto entera, esto es sólo una puntita que se dobló, pero la imagen sigue prometiendo mucho. Y de eso señores, se trata la vida. Ver con vistas al futuro y analizar todas las probabilidades.

Me da la impresión de que la mayoría de la gente ya no es tolerante, peca de esperar demasiado de los demás, a veces sin dar nada a cambio. Exige la perfección sin darse cuenta que nadie es perfecto y que todos nos mandamos macanas.

Siempre hay que prestar oreja y escuchar lo que tienen para decir, y siempre hay que quedarse tranquilo con las acciones que uno hace, no queda lindo mandar algo de años al carajo por un malentendido o porque esperaste más del otro.

No esperes de más. No te llevarás palos.
Escucha y hacete escuchar.
A veces está bien ponerse en el lugar del otro, y que esa persona intente ponerse en tu lugar,

Los reproches, se acumulan y a la larga hacen daño. Es como un veneno interno que almacenás y contamina cada parte de tu ser, y zafar luego, es difícil.

No digo como tenés que ser, pero a veces, perderte cosas buenas por orgullo, es quedar como un pelotudo.

Y hasta ahí la reflexión del día.

Bona nit!


viernes, 31 de marzo de 2017

Casarse en Zaragoza con un ciudadano Británico.

No encuentro mucha información sobre este tema, así que aquí va el proceso que llevo de momento.

Casarse implica entrar en un bucle burocráctico que en ocasiones te quitan las ganas de seguir adelante. Pero siempre dicen que después de una tormenta sale el sol.

Empecemos:

Yo soy una Argentina viviendo en España, hace catorce años que poseo la doble nacionalidad.
Para casarte aquí te piden lo siguiente:

PARA ESPAÑOLES

  • Certificado literal de nacimiento (con fecha de expedición inmediatamente anterior al inicio del expediente). Se solicita al  Registro civil del lugar de nacimiento y caduca a los seis meses
  • Certificado de empadronamiento (con fecha de expedición inmediatamente anterior al inicio del expediente) en la población donde  resida y además, en su caso, de cualquier  otra población  en la que haya residido en los últimos DOS AÑOS. Se solicita al Ayuntamiento y caducan a los tres meses. Si no se llevan 2 años empadronados en la misma localidad, deberán aportar empadronamiento histórico con fecha de alta y baja de la población donde hayan estado empadronados hasta completar 2 años.
  • Original y fotocopia del D.N.I. en vigor de los dos contrayentes.

El certificado se puede conseguir en el Registro Civil, basta con presentar el D.N.I. y ellos te lo dan en el acto. Si tu certificado se encuentra en Madrid, debes pedirlo allí por Internet o por correo ordinario adjuntando una fotocopia del D.N.I. y libreta de familia (en donde sale reflejado el tomo y número de página). Hay que enviarlo a " Plaza Jacinto Benavente, 3, 28012 Madrid". Por correo ordinario tarda un mes, mes y medio. Por internet tarda menos. (De dos semanas a un mes).
El certificado de empadronamiento, se pide en el Ayuntamiento o Junta Vecinal que te corresponda según tu Código Postal.
Lo consigues en el acto, si llevas empadronado más de dos años en Zaragoza, mejor. En caso contrario hay que pedir un histórico.
El D.N.I. tiene que estar al día, actualizado y demás.
CADUCIDADES!!
Todos los papeles, caducan:
  • El Certificado de Nacimiento tiene una validez de 6 meses desde su fecha de expedición
  • El Certificado de Empadronamiento tiene un validez de 3 meses desde su expedición
  • El D.N.I de 5 (si eres menor de 30) a 10 años desde su expedición.
Si eres español, eso es todo lo que te piden. Ahora si eres extranjero, la cosa cambia, hablaré de mi experiencia dado que mi chico es Británico.

Si eres extranjero  te piden lo siguiente:


Todos los documentos extranjeros serán originales y legalizados por el consulado o apostillados, y estarán traducidos al Español (si fuese necesario). (Se presentará el original y la traducción)
  • Certificado literal de nacimiento, original y fotocopia, (con fecha de expedición inmediatamente anterior al inicio del expediente) (Caducidad seis meses).
  • Certificado de soltería o del estado civil actual (con fecha de expedición inmediatamente anterior al inicio del expediente) (Caducidad seis meses).
  • Original y fotocopia de: Ciudadanos de la Unión Europea: pasaporte o documento de identidad válido y en vigor y en el que conste la nacionalidad del titular, y si es residente en España podrá aportar también tarjeta de identificación de extranjeros NIE.
  • Ciudadanos de otros países: pasaporte en vigor completo y si es residente en España podrá aportar también tarjeta de identificación de extranjeros NIE
  • Si reside en España, Certificado de empadronamiento  de la población o poblaciones en las que haya estado domiciliado durante los DOS ÚLTIMOS AÑOS. Se solicita en el Ayuntamiento, y al menos uno de los dos debe estar domiciliado en Zaragoza capital (Caducidad tres meses). Si no ha residido en España durante LOS DOS ULTIMOS AÑOS Certificado Consular en el que se acredite el domicilio anterior. Si no se llevan 2 años empadronados en la misma localidad, deberán aportar empadronamiento histórico con fecha de alta y baja de la población donde hayan estado empadronados hasta completar 2 años.
El certificado se consigue por Internet, tiene un coste de unos 30 € aproximadamente.más costes de envío. Se paga con tarjeta de débito o crédito. Tarda unos 10 días en llegar, Ese mismo Certificado no tiene valor si no se sella por la Haya, por lo que hay que volverlo a enviar para que lo sellen, eso cuesta alrededor de otros 30/35 €.
El certificado de estado civil tiene tela, debes descargarte de la página del gobierno de UK un formulario, en él viene el certificado de soltería y un formulario que certifica que no tienes ningún tipo de impedimento para casarte. Todo viene en español y en inglés, te piden nuevamente los datos de la tarjeta, y que dichos documentos sean validados por un notario oficial (eso cuesta enrre unos 20 a 40 € por firma, necesitas tres). Presten atención a todos los datos, porque a nosotros nos lo revotaron porque no pusimos el año. (Son así de garcas).
El consulado Británico tarda alrededor de un mes en devolverte los papeles validados. Estos debes llevaros a un traductor público oficial para que los traduzca al español.
Hará falta también el NIE y el certificado de empadronamiento.

Una vez que tienes todos los papeles, hay que pedir cita en el Registro Civil para empezar con el trámite de apertura de expediente para matrimonio.

Yo tengo fecha para Mayo. (Van con mes y medio de retraso).

Y hasta ahí puedo contar. Cualquier duda, preguntenme.
A medida que avance con los trámites iré actualizando.

Un saludo.