Soy sólo yo y mis pensamientos...

miércoles, 28 de enero de 2015

¿Miedo o debilidad?

En los tiempos que corren, ser capaz de sincerarse con otro y decir lo que uno siente, parece que es una muestra de debilidad.
Bajar la guardia es ser débil, ser débil facilita poder ser herido.
Pero si uno siempre se limita a la cero implicación con el prójimo, al cero riesgo, ¿gana algo?

Obvio que tengo un cagaso bárbaro a ser herida, a que me lastimen, a pasar por una de esas fases en donde todas las canciones de amor me parecen una mierda y ver parejas felices me causa repulsión.
Pero si llego a esa estancia, es porque al menos, lo intenté, me abrí a alguien y la cosa salió mal.

¿Qué se le va a hacer?

Malditas corazas autodestructivas diseñadas por nosotros mismos!
Maldita sociedad consumista cada vez más alejada entre sí!

Qué vuelva el romance! Que vuelva la locura!

Siento que ahora, todo lo que solía creer sobre el amor y las relaciones, era incorrecto. Todo lo que imaginé que sería estar con alguien, y dejar de lado mis viejas rutinas, me parecerían una locura.
Pero lo loco, es que aun con todos los cambios que hoy en día me acontecen, yo, no dejo de ser yo.

Con mi primer novio, dejé de ser yo. Cuando lo dejé con él. Yo no era nada...

Con los años me volvi a encontrar, y ahora, que medio empiezo a compartir mi vida con otra persona, me doy cuenta, que yo, seguiré siendo yo.

Porque cuando uno está perdido, es incapaz de encontrar el norte. Y con lo que me costó encontrarlo, doy por seguro que no quiero volverlo a perder.


miércoles, 21 de enero de 2015

Get it while you can

Porque me acostumbré ( muy rápido) a dormir con él a mi lado. Hoy que no está conmigo, lo extraño.
Siempre me quejaba de el lado frío de la cama, y la trinchera de almohadones no puede competir con su aroma y el sonido de su respiración.

Sigo en fase de adaptación, pero reconozco que cada vez me cuesta menos dejar mis viejos hábitos para verme inmersa en los nuevos.

Aunque, Janis Joplin, una lectura interesante, mis dos gatas sobre mí, también es un señor planazo. Una parte de mí quiere que ese lado frío esté ocupado por su presencia.

Y si... Get it while you can.



lunes, 19 de enero de 2015

Compartir canciones.

Dicen que las canciones fueron creadas como modo de expresión. Y en parte es así, muchas veces me es más fácil expresar lo que siento por medio de una canción que con mis propias palabras.
Que yo comparta canciones para mí significativas con él, es dejar abierta la puerta, el modo más inocente de transmitirte ese mensaje que me da miedo decir con mi propia voz. Y que él, también lo haga conmigo, es más significativo aún.
Porque sus canciones hablan de aquella morena de ojos castaños que hace que uno pierda la cabeza, y yo hablo de que aunque todo esto sea nuevo para mí, el miedo a seguir adelante por momentos se ausenta.
No tengo miedo a que las cosas salgan mal, si salen mal, por lo menos sabré que lo intenté y no funcionó, y entonces, tendré más canciones para expresar ese dolor tan feo.
Aunque ahora, las canciones que los dos escuchamos, son canciones alegres, porque aunque la felicidad completa no existe, siempre podemos disfrutar de unos pocos minutos de distracción.
Y por eso comparto canciones, y me comparto con vos.

Siempre está presente ese miedo al fracaso, y puede que algún día, este desaparezca, mientras tanto, distraigo ese temor con momentos lindos, nuevos, frescos, nuevos recuerdos que poco a poco dejan de lado todo lo malo vivido y dejando así, lugar para lo bueno que vendrá.

Y aunque hoy estoy con Keaton Henson, conocido por sus canciones tristes, estas no me afectan, hoy escucho esas canciones con una perspectiva diferente, hasta con una sonrisa.

Con esto termino la reflexión de hoy, buena, mala... No lo sé. Pero al fin y al cabo, siempre vuelco lo que siento cuando siento que debo dejar patente de las cosas que me suceden.

Feliz Lunes!!