Soy sólo yo y mis pensamientos...

sábado, 29 de septiembre de 2018

Eso que va y que vuelve.

¿Cuánto hace que no hablo de la pasión?

Quizás porque hacía tiempo que algo no me apasionaba tanto como para nombrarlo.
Hace tres días que no paro de escribir una historia, todo llegó a través de un sueño. Con una idea, algo que no me abandonaba, entonces me senté y me puse a escribir.
Es muy loco cuando llevas días en medio de una tormenta de ideas, porque mi creatividad no para de fluir, tomo notas a todas horas, no dejo que nada se escape, y eso, me hace feliz.

Llevaba tiempo sin escribir, sin contar mis historias, porque en toda ficción hay una parte mía. Y aunque escribo para mi, siempre entendí que es la mejor terapia.

Hoy es sábado y desde que me desperté que estoy escribiendo, y no puedo parar, tanta prosperidad. Qué cosa más bella.

No sé de dónde sale la inspiración, sólo diré que la música de los 60s y 70s me están llevando por un buen camino. Y que así siga.

Uno sabe como empieza pero no como termina, espero que esta historia que no puedo parar de escribir, desemboque en algo bueno.

Feliz finde!

Sonando ahora mismo:

martes, 18 de septiembre de 2018

A cambiar el sentido.

Muchas veces veo la vida como una línea recta, la cual todos seguimos de manera inconsciente. Una vía de tren que tiene múltiples paradas y que en cada una de ellas, sube y baja gente, nacen o mueren inquietudes y uno se re-descubre, a veces por circunstancias ajenas, otras, porque no hay más opciones que cambiar el algoritmo que ya se encuentra caduco.

En algunas ocasiones, no sólo nos enfrentamos a las paradas y cambios de estación. A veces vamos más allá y nos toca hacer un cambio de dirección forzado. Quizás porque te das cuenta, que la dirección en la que iba el tren, estaba destinada a colisionar con una pared.

Ahí estoy yo, intentado cambiar la dirección, y no es nada fácil.
Descubrir qué es lo que me apasiona, me llevó un tiempo largo, y varios trabajos que nunca me terminaron de gustar.
Ahora que ya lo sé, empieza esa búsqueda voraz para volver a poner el tren en la vía correcta.
"No one said it was easy", pero sin sacrificio no hay recompensa.

Se dice que la gente ignorante, tiene una vida más feliz. Y que los que somos más racionales y lógicos nos cuesta más.
En ocasiones anteriores desarrollé mi teoría de que la mayoría de días son normales y que algunos de esos días se decoran con momentos de felicidad, tristeza, etc.

Pero cuando la inquietud y las ganas de cambiar son grandes y uno ve que el cambio va a costar tiempo y esfuerzo, a veces se viene abajo.
Cuesta mantener la motivación. Quizás porque el mundo no da oportunidades a gente distinta. Se rigen por un patrón a mi entender equivocado, y yo estoy a la espera de esa persona que me de una oportunidad para mostrar lo mucho que yo valgo.
Porque yo sé lo que valgo, falta que lo sepan los demás.

Si estás en este limbo particular, te regalo unos consejos, cosas que aprendí con el tiempo.

- Nunca pierdas el amor propio.
- Si vos no te valoras, nadie lo va a hacer por vos.
- Dale al coco, a veces surgen cosas que vale la pena intentar.
- Siempre para adelante.

Y así concluye otro pensamiento de estos que surgen cuando llevas horas dándole vueltas a todo.
¡Avanti gente!

miércoles, 2 de mayo de 2018

Ataque de nostalgia

Hoy fue un día muy duro, de esos días que las lágrimas si las tientas en demasía, salen a pasear. Y no es porque no sea feliz, la mayoría del tiempo lo soy, sólo que a veces, las pequeñas preocupaciones dominan la parte de una hora, y eso sumado a los días del mes, termina en catarsis. Breve pero intensa.

La cosa es que cuando me siento así (por suerte no es algo que me pase seguido), cojo un tren de ida a Nostalgia, mi lugar favorito en el mundo (antes lo visitaba más seguido).

Es muy loco lo mucho que cambió mi vida estos años, a mejor claro está, pero de vez en cuando tengo esa necesidad de visitar memorias, y hoy, volví a esa canción, que solía consolarme, pero que ahora, simplemente, me recuerda lo bien que estoy en comparación con la Fernanda de antes.



¡¿Les conté que vuelve Uzzhuaia?!.

Compañeros de viaje, la de horas que pasé escuchándoles, desde que los vi por primera vez allá por el 2003. Justo se retiraron hace casi 4 años, unos meses antes de que mi vida cambiara a mejor.

Vuelven este otoño, sólo por seis fechas, pero pienso asistir a todos los conciertos que pueda, sin exagerar, es la banda que más veces vi en directo y son como de la familia.

Volviendo a lo de antes, hoy escuchar a Uzzhuaia me hizo bien, y me recordó lo mucho que echo de menos ir de conciertos.

Lo bueno, es que no me cuesta compaginar lo de antes con lo de ahora. Quizás la catarsis de hoy, hace que vea las cosas distinto, como dice la canción "No es como me siento, es como estoy".

Poco más que decir, si no conocés a Uzzhuaia, ya estás tardando. Excelente banda sonora de mi vida.

Hasta la próxima!