Soy sólo yo y mis pensamientos...

miércoles, 13 de junio de 2012

La última lágrima...

Hace unos días, estuve escuchando mucho rock nacional... Siempre recalco que soy presa de mi nostalgia...
Y ayer, cuando me enteré de la muerte de Adrián Otero, otra partecita de mi identidad se fue con él...
Hablar de Adrián es hablar de Memphis La Blusera, un grupo con el que crecí, de los favoritos de mi viejo y para que engañarnos, de los míos.

No estoy triste, c'est la vie, unos se van, otros se quedan, otros se fueron inclusive antes de que yo naciese, otros se irán... Pero, la vida sigue...
Repasando entre las canciones de Memphis, hay una que siempre consiguó emocionarme más que ninguna otra, y hoy, esa canción me viene como anillo al dedo.
Hoy me levanté con el pie izquierdo, y llevo haciéndolo hace mucho tiempo, intento encontrar el momento exacto en el que empecé a desquebrajarme casi sin darme cuenta, y creo que a medida que me analizo más en introspección lo voy consiguiendo.

Hoy mi cabeza volvió a hacer "click", y marca el comienzo de algo nuevo. Llevo bastante tiempo perdida, y evitando el dolor, creo que lo estoy empezando a asumir, a asimilar, y tal vez, por fin, hoy pueda dejarlo atrás...

Ésta canción no es para honrar a Adrián Otero (que fue un gran artista), sino para marcar este día como algo importante. Hoy empieza mi cambio, y sé que va a salir bien...




De un sueño profundo despertaste hoy,
la ultima lágrima por tu cara rodó.
Lo que no fue ya nunca sera,
cierra tus heridas deja de llorar.
Abre tus ojos que ya sale el sol,
abre tu alma que llega el amor.
Un día cualquiera en algún lugar,
tendrás otra oportunidad.


La gloria fue el beso de una falsa mujer,
quedaste en off-side y empezaste a perder.
Y los amigos que la fama te dio,
todo todo todo desapareció.
Muy lentamente se desenredo,
la telaraña de tu canción.
No se si fue magia canto de caracol,
algo bueno para tu corazón.
La gloria fue el beso de una falsa mujer,
quedaste en off-side y empezaste a perder.


Y los amigos que la fama te dio,
todo todo todo desapareció.
Abre tus ojos que ya sale el sol,
abre tu alma que llega el amor.
Un día cualquiera en algún lugar,
tendrás otra oportunidad,
siempre hay otra oportunidad,
siempre hay otra oportunidad.

Así que hoy, abro mis ojos, y dejo que todo pase, que todo entre y abandono la tristeza que me acompañó todo este tiempo...

Y cómo siempre digo... Touché!

1 comentario:

Algo que decir?