Soy sólo yo y mis pensamientos...

lunes, 24 de septiembre de 2012

Cuando las cosas salen bien...

Hace un año, maldecía todo. Estaba en uno de los peores momentos de mi vida... Y ahora, quizás esté en uno de los mejores.
En el trabajo las cosas me van bien, tengo compañeros encantadores, y el ambiente no está nada mal, plus que a fin de mes, voy a ser más feliz.

A nivel personal, me está pasando algo insólito, bueno, no sé si insólito es la palabra, pero hacía tanto tiempo que no me pasaba, que la "falta de costumbre" me supera por momentos. Paso a explicar:

Voy de camino al cuarto año de soltería, cosa que no llevo mal, quitando algún momento puntual de soledad. Pero últimamente me siento correspondida, contenta, teniendo una especie de "algo" con alguien. Y se me hace raro...
Acostumbrada a la frialdad de los rollos de una noche, de relaciones cortas y distantes, de imposibles, ahora me veo inmersa en algo diferente. No es amor, ni amistad. Diría que más bien es afinidad extrema con alguien del sexo opuesto con un plus de besos y cariño. Es curioso...

No estoy enamorada, no sé si llegaré a estarlo, y la verdad es que en este momento puntual, es de las cosas que menos me interesan, estoy bien, sin más.
Me resulta muy gracioso como concebimos las relaciones a medida que tenemos más edad. Aún me considero joven, en un par de semanas me caen 26, pero mi concepto de "relación" es tan diferente...

Cuando tenía 15, si un chico me gustaba y era correspondida, después de un simple y llano beso, ya me encontraba sumergida en una "relación".
A mis 17, tras unas quedadas y algo de cariño extra, ya tenía "pareja".
De mis 22 hasta ahora, no he tenido "novio" ni "pareja"... Sólo "rollos de una noche", o inclusive "follamigos", cosas que sabía que tal y como tenían un principio, contarían con un final.

No me acuerdo lo que es estar enamorada, pero creo que a estas edades es diferente, concibo el "enamorarse" como un proceso lento, una terapia intensiva de conocer al otro y aceptar tanto lo bueno como lo malo. Lo curioso de mi edad o de mi generación es que todos (me incluyo) ya venimos con un rodaje hecho, ya nos han roto el corazón, y hemos fracasado en nuestros intentos de formar algo con alguien.
De ahí la cautela, los pequeños pasos que vamos tomando antes de lanzarnos por el trampolín a la piscina.

No sé exactamente en qué etapa me encuentro ahora, sólo me dejo llevar por el momento. Pero me da la impresión de que el concepto de "enamorarse" a medida que tengo más edad, es algo más complejo.
Será un sistema de autodefensa? Una manera de evitar el dolor?... Quién sabe...

Lo importante es siempre vivir el momento, "un día a la vez". Sin agobios ni complicaciones... No?

Así estoy ahora, a gusto, contenta, despreocupada... Y espero estar así mucho tiempo más.

Creo que mi concepto del amor, es como la letra  "Puente" de Cerati... Me imagino a cada uno de nosotros como islas pequeñas en donde habitamos, y que a medida que vamos conociendo gente, vamos trazando puentes y estableciendo conexiones... Y de vez en cuando, no sólo cruzamos palabras, vivencias y horas de inversión mutuas, a veces pasa también el amor...
Algún día, alguien cruzará el puente hacía mí, y también traerá el amor consigo, entonces tal y como dice Gustavo en la letra, podré decir contenta "Gracias por venir".

Que sea lo que tenga que ser... No?

"Aprendemos a jugar"
Buenas noches!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?