Soy sólo yo y mis pensamientos...

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Same old story

Se acaba el verano, vuelve el frío y vuelvo yo...
Siempre tomé este espacio como un sitio en donde contar lo que me diera la gana, de hecho es lo que siempre hago, y nunca soy fan de escribir por escribir, y sinceramente, en este preciso instante me veo con ganas de compartir y contarles algo, así que aprovecho, actualizo y me desahogo.

 Desde hace cosa de un mes, mi vida pegó un cambio de 180º, conseguí trabajo, vuelvo a estar en blanco (hasta entonces me ganaba la vida trabajando en negro). Y sí, soy afortunada, la gente no hace más que repetírmelo, y puede que tengan razón, y espero yo también encontrarle algo positivo.
Es un trabajo normal y corriente, con turnos rotativos y superiores incompetentes, pero trabajo al fin y al cabo. A fin de mes es cuando soy feliz, porque es cuando cobro. Pero no quiero enfocar esta entrada en esto. Quiero hablar de otras cosas...

 Desde que volví de Munich, me siento un sapo de otro pozo, no termino de encontrar mi sitio, en realidad, nunca sentí Zaragoza como mi sitio, sé que no es mi destino final, que dentro de equis tiempo, volveré a irme...

 Si bien, sigo contando con mis amigos, yo me sigo sintiendo vacía, insatisfecha, indiferente. No es algo que disfrute mucho, pero es lo que hay, de momento puedo convivir con este ligero mix de sensaciones incómodas...

 He conocido a mucha gente nueva, gente que me aportó cosas buenas, y eso me reportó cierta alegría. El trabajo me obligo a vivir durante unos días en Barcelona, y fui inmensamente feliz.
Puede parecer una tontería, pero yo soy un bicho de ciudad, una amante del smog y del caos, y pasear por Barna, conocer gente nueva, es de esas cosas que necesitaba experimentar de nuevo...

 Por tonterías del destino, sentí interés por alguien del sexo opuesto, pero como siempre, se quedó en intento frustrado, y no porque no hubiera afinidad entre nosotros, el coqueteo era mutuo, pero igual a la novia del chico en cuestión no le hacía gracia. (Me acabo de enterar hace un rato)
Es automático, si tienen novia, me alejo. Salgo disparada. No quiero líos ni que por mi culpa sufran terceros. El problema es que no sé si yo atraigo a capullos con novia, medio infieles por naturaleza, o es mi falta de suerte, o es momento de debatir si la fidelidad sigue siendo un factor importante en las relaciones de hoy en día (Ojos que no ven, corazón que no siente?).

 Todos coquetean, todos juegan y luego te la clavan (la noticia, el "tengo novia"). Me cansa! Es la historia de siempre...

Quizás hoy estoy demasiado pesimista, pero no es lo que quiero transmitir...

Estoy contenta de tener trabajo en estos tiempos que corren, aunque no sea el trabajo de mi vida, esto es lo que hay, es parte de crecer, y hay que saber tomar el control de la vida aunque sea a base de improvisaciones, tomar lo que llega, aceptarlo y pilotarlo lo mejor que se pueda.

 Respecto al flaco este... Lamentablemente me acostumbré a este tipo de situaciones, y llega un punto en el que ya no me afecta, o lo hace, pero menos que antes...

 En lo musical, ha sido un mes muy Cerati muy argentino. De hecho, si no encontraba trabajo, tenía la intención de volver a Argentina a probar suerte. Pasan y pasan los años, y echo mucho de menos a mi tierra... La nostalgia eterna del exiliado...

Me quedan muchas cosas en el tintero que quiero contar, pero mejor lo dejo para otro día. No son horas, y mañana trabajo.

Por lo pronto dejaré las dos canciones que mas machaqué durante el día de hoy.

- Redescubriendo a Antonio Birabent, y cayendo rendida a sus encantos nuevamente...



Y en eterno amor con Gustavo Cerati, su voz única y su lírica tan explícita y autobiográfica por momentos...



"Distante placer, de una mirada frente a otra, esfumándose"

Buenas noches...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?