Soy sólo yo y mis pensamientos...

lunes, 28 de enero de 2013

Emptiness

¿Qué pasa cuando nos sentimos vacíos?

Últimamente es un sentimiento que me acompaña, una sensación incómoda de origen desconocido.
Porque, en la vida real, en el día a día, se puede decir que estoy rodeada de afectos y buen rollito.

El otro día hablando con un amigo sobre las relaciones, me decía que yo no ligaba porque no quería. Y es así. Sé que soy una chica guapa, y sé utilizar muy bien mis recursos a la hora de buscar una presa. (Ven a donde quiero llegar, no? Creo que este vacío se llama."falta de la media naranja).
Pero expongamos:

La semana pasada salí, y me lo pasé genial. De hecho se podría decir que salí sola. Trabajar durante los findes hace que vivas al revés del mundo, algo a lo que al final, te acabas acostumbrando.
Salí de fiesta un domingo, el lunes no tenía que trabajar, así que me pude quedar más de la cuenta.
Conocí a un chico, muy encantador, me hizo reír, me conquistó con su aspecto gringo (admitámoslo, los rubios en un país como España no abundan). Y sí, me lo pasé bien, dormí con él... Hablamos horas y horas y al llegar la mañana, tras tomar juntos un café, me despedí de él y todo se acabó.

Y aquí está mi causa y efecto...

Mientras estuve con él, me lo pasé genial, cuando dormimos juntos, fue todo muy lindo y cercano. Cuando nos despedimos, fue un "hasta luego" (hasta nunca más bien, él es australiano y dudo de que vuelva).
Y durante unas horas, fui feliz, no me sentí sola.

Pero veinticuatro horas después...

Esa sensación de vacío volvió a aparecer...
Es inevitable, pero es lo que hay. Es como cuando estaba triste, y sólo era feliz cuando salía de juerga hasta las tantas. O como quién se da un chute... Mientras estás con ello, te lo pasas bien, y todo mola.
Pero cuando se pasa el efecto... You're stuck with yourself again... Y eso, eso ya no es tan gratificante.

No quiero pensar que mi felicidad, o que el final de esta incómoda sensación de vacío tenga que depender del que no esté sola. De verdad que no quiero que sea así.
Tampoco quiero que la desesperación y las ansias de acabar con mi soledad se vean solucionadas con el primer pelotudo que se me cruce.

Entonces... Qué solución tiene esto?

Realmente no lo sé... Solo sé que si no hago nada, si me quedo en el molde, me siento sola, y que si intento interactuar con alguien de una manera un poco más íntima... Al día siguiente me siento vacía.

Creo que estoy ante una crisis existencial, sumada a soledad prolongada y que a fin de cuentas, todavía no encontré mi lugar en este mundo...

Nunca dejo de hacer cosas por el hecho de que tenga que hacerlas sola...
A finales de marzo me iré a Londres a ver a los Crowes, y lo haré sola, y no me importa. ¿Por qué tengo que perderme eventos importantes por no tener con quién ir?.

En fin, mi actitud sé que es la correcta, la suerte es la que me falla de vez en cuando, pero no impide que siga haciendo las cosas como mejor me vengan.

Como dice PJ Harvey en We Float "Take life as it comes"

Tras este momento de sinceridad injustificada, me marcho. Pero no antes sin dejar una canción... La que está sonando en este preciso instante...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?