Soy sólo yo y mis pensamientos...

martes, 12 de marzo de 2013

Filosofando un rato...

Es increíble lo que abarca la música en mí... Casi todos los tíos con los que he estado, guardan relación con una canción o un grupo y cada vez que una de esas obras salta a escena, yo, estúpida fan del recuerdo, le recuerdo.
A este en concreto le relaciono siempre con The Rolling Stones... A veces el karma es tan cabrón que cuando me pongo a escucharles, la sucesión de títulos hace que le recuerde aún más y llegue hasta odiarle...
Paso la teoría a la práctica... "Can't you hear me knocking" seguido de "Gimme Shelter" seguido de "Let's spend the night togheter" y ya para terminar "You can't always get what you want". Vacilación extrema en toda regla...

Ayer hablando en el trabajo, mi mejor amigo me decía que quizás, los hombres me tienen miedo, porque soy una tía muy directa y no me ando con rodeos a la hora de expresar mis intenciones. Y sí... Puede que tenga razón. Pero es que el tiempo y la experiencia me enseñó que histeriquear a los hombres no es nada efectivo. No suelen pillar las indirectas al vuelo, no se enteran.

Soy una tía de "One night stand", una persona que aprovecha el momento, que no pierde el tiempo en tonterías. Soy clara y concisa, y no soy nada pudorosa. Si quiero algo de ti, te lo haré saber. Siempre dejo la pelota en tu tejado, si quieres la coges y si no, la dejas.
No me voy a traumatizar ante un "no". Y tal y como yo soy clara a la hora de demostrar mis intenciones, exijo (más bien, espero) lo mismo del otro.
Con el muchacho de los Rolling... Siempre es un tira y afloja, un quiero y no puedo, y ahora que el clima nos favorece salta a escena la canción "You can't always get what you want"...

Flaco! Es fácil!

Mis amigas me dicen que siempre me pasa lo mismo. No, no es así. El tira y afloja que llevo con este, no es normal. Y nunca me había pasado. Ni tampoco iré detrás de él, no es mi estilo. Mi declaración de intenciones fue muy clara y él la pilló al vuelo y me correspondió.
Pero cuando el efecto del alcohol se pasa, y es de día, parece que todos nos cargamos de una moralidad estúpida que nos frena (hablo por él, no por mí).

Seré una mina directa, pero esto es lo que hay. No sé cómo acabará esto, y en cierto modo, empiezo a perder el interés. Algo que me pasa bastante a menudo. Eso sí, si no pasa nada y volvemos a encontrarnos, y me llegás a mirar como siempre lo haces, con cara de deseo. Lo llevas claro!

Ja! Y ahora suena...


Somos seres insatisfechos por naturaleza... Es lo que hay!

Y con esta reflexión y medio mandada al carajo, me voy hasta otro rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?