Soy sólo yo y mis pensamientos...

martes, 29 de octubre de 2013

Y un clavo quita otro clavo...

Si mi actividad en el blog ha bajado, es porque últimamente apenas disfruto de tiempo libre. Desde que me levanto hasta que llego a casa al final del día, me veo envuelta en miles de situaciones diferentes. Y cuando al fin, después del caos me acuesto en mí cama, mi cabeza no para de dar vueltas.

Me siento afortunada de tener las amistades que tengo, pero sobre todo, me siento afortunada de poder contar con una amiga que es prácticamente igual a mi. Lástima que la veo muy poco, pero cuando estamos juntas, nuestra sincronización asusta, bueno, a los que nos ven, porque nosotras ya estamos acostumbradas a acabar la frase de la otra y demás.

La cosa es que ambas nos hallamos en un momento de caos, y hoy mientras hablabamos yo le contaba que necesitaba con urgencia estar con un tío nuevo, (lo de decir novio, es que ya ni tiene sentido, me resigné).
Pero no porque me siento sola o no sé estar conmigo misma, simplemente, para reemplazar mis últimas obsesiones con un tío nuevo.

Porque eso... Me pasa seguido. Estoy con un tío, lo paso bien, me divierto, le digo hasta luego y los días posteriores su imagen viene a mí. No le idealizo, ni fantaseo con tener algo con él, simplemente, le recuerdo, con nostalgia.

Y superar el recuerdo del último, me va a costar lo mío, porque... Fue brutal, por quien era y por como sucedió.

Pero no contenta con el recuerdo del útimo... La imagen del anterior también ronda mi cabeza, y no puedo evitar preguntarme si con él, tomé la decisión correcta, yo creo que sí... Pero mi relación anterior (fue una relación, no un rollo de una noche) carecía de un futuro.

En fin, me jode admitir que necesito estar con alguien nuevo para medio dejar de pensar en los anteriores, éste método enroscado no puede ser sano, pero es una buena táctica, y mientras funcione... Me da igual.

Y cuando me sienta sola, siempre me quedará Chris Robinson (hombre al que idealizo siempre), y YouTube.


2 comentarios:

  1. vaya temazo Fer... más allá de los clavos siempre nos quedará la música! ;)

    ResponderEliminar
  2. Nos encanta enroscarnos con esas cosas, y sea sano o no, mientras lo elegimos seguir haciendo es porque no hay otra cosa que nos llene ese espacio.

    Pero tranquila que ese día llegará.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Algo que decir?