Soy sólo yo y mis pensamientos...

jueves, 11 de diciembre de 2014

Y sí... Esto te pasa por boluda.

Decenas de veces me juré y perjuré que no volvería a esa dinámica tóxica con final (encima malo) anunciado.

Y sí, puedo aparentar tener una mentalidad masculina, y a veces lo consigo, pero otras, mi lado femenino me juega malas pasadas y termino en donde empecé, escarmentada con el género masculino, con ganas de salir a quemar contenedores.

Ahora sí. Ahora no. Ahora me hago el histérico y te escribo. Te pongo la miel en los labios y me piro. Ahora no. Pero quizás mañana sí.

Flaco, ¡¿por qué no te vas un poquito a la mierda?!

Odio ese histeriqueo pelotudo, porque es pelotudo, que nunca te lleva a ningún lado.

Si a mi me apetece algo, lo dejo claro, no doy vueltas, y no mareo a los que están a mi alrededor.

El "No quedo con vos, por falta de tiempo" (Traducción, no me interesa quedar contigo). Te lo podés meter en el orto. De verdad, no intentes medio quedar bien (diciéndome que quieres verme y que ya quedaremos) para guardarme en la recámara por si acaso. 

Porque yo, cuando vos ibas... Fui y volví bastantes veces. 

¡¿A qué viene esa necesidad?!

¡¿ Por qué lo complican todo tanto?!

Es uno de esos misterios que jamás tendrán solución, o por lo menos, de esos que nunca llegaré a resolver, porque soy de las que lo simplifica todo.

Si te quiero ver, te lo diré. Si ya no me interesas, también te lo diré.

Andá a marear a otra, pero conmigo, ni te gastes.

Por lo pronto, me voy a dormir. Mañana será otro día, y mientras él piensa que todavía "me tiene". Yo ya estaré empezando una nueva partida con otro jugador diferente.

Bona nit!


viernes, 28 de noviembre de 2014

Lo políticamente correcto.

¿Está mal ser una obsesiva de las buenas formas y del evitar conflictos?.

- " Es que yo soy así", "Bueno, ya sabes como soy", " Es que mi temperamento me puede".

Y yo me pregunto ante estas respuestas:

- ¿Y vos qué te pensás?, ¿Qué yo no tengo carácter? ¿ Que yo no sé gritar?, si hace falta, gritaré más alto que tú.

Y siempre me pregunto:

- ¿ Gano algo poniéndome a tu nivel?.

¿Cúal es?

La base de cualquier relación, es la tolerancia, el saber ponerse en el lugar del otro, el intentar comprender que es lo que pasa y sobre todo, poner una solución satisfactoria para ambas partes.

No me vale el "Es que claro, con todo el estrés que llevais encima, normal que salteis por algún lado".
NO! Yo también sufro estrés, yo también tengo tentaciones de explotar, pero no lo pago con quien no debo. Y este aquí el quid de la cuestión.

Hay veces que por más que una hable las cosas, el patrón se repite, nunca hay un cambio de actitud, ni una intención de mejora (por la parte conflictiva), entonces la boluda de turno (que casi siempre suelo ser yo) calla, traga, aguanta y sigue para adelante.

Sólo espero, no llegar al nivel de saturación, en el cual actuaré tal y como lo hace mi querido prójimo torturador de buenos modales y saber estar.
Porque el día que eso pase, no seré responsable de mis actos, pero ten por seguro, que te pagaré con la misma moneda.

Qué difícil es esto de las relaciones interpersonales, hay cosas que yo veo tan sencillas, tan de cajón, y para otras personas... No. Son monofocales y repetitivas en los malos hábitos.
Ojo, no digo que yo sea una santa, ni que sea perfecta, pero con el transcurso de los años y de las experiencias, he aprendido a controlar mis impulsos, a tener una meta-conciencia (pienso, luego existo) muy desarollada que me permite ver más allá, y me serena en los momentos de locura.

¿Quién me iba a decir a mí que al final aprendería a controlar mi impulsividad?
Hay que ver como cambiamos las personas si nos lo proponemos!

A pasar una linda noche de viernes, yo me quedaré en la mejor de las compañías, la música.


One week to go!! 

jueves, 20 de noviembre de 2014

Motivación

Estoy como cuando Layne Staley se confunde durante Sludge Factory en la grabación del Unplugged.

What's my motivation here?!

Sabés que empezás bien, pero en el momento que la cosa se empieza a torcer... Pierdo el norte, dejo de lado la motivación y mientras la busco, la cago de manera notable.

Llevo varios días estando, pero sin estar, empiezo a notar el cansancio, la palabra "vacaciones" empieza a sonar fuerte.

Necesito vacaciones, es un hecho. Descansar mente y cuerpo, cambiar el entorno, pasar de todo. Trabajar en la hostelería es duro, trabajar en la hostelería, luego ir a clase (carrera universitaria, delegada de clase, miembro de la junta de calidad de grado), y ocuparte de tu propia casa, lo es más aún.
Despierto la admiración de mucha gente cuando se entera de mi fantástica y ajetreada vida, todo bien, es lo que elegí, y lo llevo con estilo y determinación, pero hay veces en las que me gustaría largarlo todo al carajo y ser por un ratito uno de esos "ni-ni" que tanto nombran por todos lados.

Si alguien se encuentra con mi motivación, que me avise. Porque la ando necesitando de vuelta.

Lo único que últimamente me motiva es la tanda de conciertos que se vienen en los próximos días. Dos en Zarasosa (Electric Mary y Wild Adriatic) y uno en mi amada Barcelona.

Qué loco... Menos mal que todavía me queda la música. Esa que habla por mí y es un tren directo hacia mi felicidad.

Pero de los tres, el que más me hace ilusión es el de Rival Sons. AÑOS esperando a que viniesen, y al fin podré disfrutarles! 



Esta semana viene carente de reflexiones de calibre, porque como dije antes, estoy sin estar en mi.
Ya vendrán tiempos mejores, o menos peores. La cosa es que todo pasa... Y espero que sólo esté atravesando una mala semana.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Post-sábado.

Cada vez que empieza un nuevo día, una parte de mi piensa: "La de horas que te quedan por delante chata!"
Porque empiezo mis días muy temprano, y los acabo muy tarde, y tengo demasiadas responsabilidades y no puedo despistarme ni un segundo. Es así! Es lo que elegí, y me la banco.
Ayer fue un día agotador, ya venía de una semana fuerte, con compromisos que duraron hasta tarde y el sábado no iba a ser menos.
Soy experta en buscarme plan, y ayer fue un día cargado de cosas por hacer.
Después del trabajo fui a un mercadillo, a ver qué onda. Terminé con unos cuantos vinilos bajo el brazo y llegué a casa con un dolor de cabeza precioso. Pero claro, no me daba tiempo de descansar porque tenía que ir a un concierto, así que ducha rápida, cena precalentada y para el Eccos que me fui.
Hace años hablé de una banda de Madrid que escuché por la radio, no son otros que Látigos Calientes, los cuales tocaban por primera vez en Zaragoza. Así que mi visita a dicho evento era obligatoria. Y me lo pasé genial!
Siempre he dicho que el Rock en español no es lo mío, pero con esta banda hago una excepción.
Estuvieron geniales, el bar se llenó, me quedé alucinada con el nivel de conovocatoria, quizás se debía a que el batería es de aquí. Pero he de decir que había ambientillo del bueno.
Muchas gracias Ernesto por el disco, sos adorable! Y ese pequeño gesto me hizo muy feliz :)

Prosigamos:

Ayer al mediodía vinieron a comer tres norteamericanos al bar, y estuve hablando con ellos un ratito, cuando me pidieron la cuenta, terminé con sus números de teléfono y con un "Yeah! Let's go out of party tonight!".
Nomás acabar el concierto, quedé con ellos, y nos fuimos de parranda. 
Ellos me llevaron a sus sitios favoritos y yo a los míos. Estuvo bien el intercambio cultural, y puedo decir que me agendé a tres amigos nuevos. La mayoría, sureños. Mi rollo.

Me encantan estos sábados planeados e improvisados. Anoche también me quedé impactada con la caballerosidad de uno de ellos, que me acompañó hasta la puerta de mi casa, para asegurarse que llegaba sana y salva. Sigo asimilándolo.

Y sin más vacilaciones y después de un ibuprofeno, ahora me voy a poner a hacer el súper trabajo de la Universidad que vengo postergando con clase y estilo.

Y les dejo un vídeo de los muchachos de anoche. Oreja obligatoria!

domingo, 9 de noviembre de 2014

El clásico del Domingo

Si ser adulto significa que los domingos madrugaré pase lo que pase, lo devuelvo!
Mi incapacidad para dormir hasta más de las nueve, me irrita, me pone en contra de la Fernanda clásica que postergaba cualquier cosa con tal de dormir un ratito más.
Darle a la maquinaria desde tan temprano, no me gusta, y menos los domingos, porque el domingo es el día más solitario.
Quizás anoche eché de menos la suavidad de una piel ajena, el contacto con otro ser humano, y aunque el vino ayuda a reemplazar ciertas carencias momentáneas, el domingo por la mañana me recuerda que sólo solucioné mi estado de incomodidad por un momento corto de tiempo.
Hasta me dió por soñar que anoche no dormía sola. Inconciente querido, por qué no te vas a la puta que te parió?!

No todo es negativo, si bien anoche estuve sola, no estuve mal conmigo misma. Hacía muchos findes que no estaba sola, y de vez en cuando viene bien.

Mañana empieza una nueva semana, llena de cambios, buenos, malos, indiferentes, lo mismo de siempre, con menos ganas.
Mañana me toca verle de nuevo, y pasar ese rato incómodo al que deberé de acostumbrarme, porque como bien me han aconsejado, es el momento de experimentar cosas nuevas, y con el tiempo, creo que lograré mi cometido.

Cuando lo de siempre no funciona, hay que cambiar algo en la fórmula. Porque ser rutinario para absolutamente todo, no es sano. Y creo que de vez en cuando está bien sentirse descolocado y fuera de órbita.
Hasta me dan ganas de retomar terapia, no porque esté mal del bolo, que lo estoy, pero lo llevo con elegancia, sino también porque hablar con un extraño de cualquier cosa y que este sepa encauzarte y reflexionar, es bueno.
Tendré que hacerme bien y hacerme daño. Es así!

Por lo pronto, me pondré algo de música y terminaré uno de los tantos libros que empecé y no terminé. Porque recuerden que empezar las cosas y no terminarlas también es algo muy mío.

Creo que hoy Fito Paez será mi compañero de actividades.


"Hoy los tiempos van a mil,
y tu extraño corazón ya no capta como antes
las pulsaciones del amor"

jueves, 6 de noviembre de 2014

A veces.

A veces tengo ganas de repetirte.
Sólo a veces.

Es curioso. Lo que nos da más placer es también lo que nos reporta cierto dolor. Pero tanto lo uno como lo otro son igual de necesarios en la vida.
Si no sufres, luego no valoras los momentos placenteros. Si estás en la cima, y todo te sale demasiado bien, una parte de ti, echa de menos cierto sufrimiento. Es parte de ser humano, como que uno nunca termina de estar satisfecho.

Ese espíritu blusero a veces me invade. Sobre todo por la noche, cuando sólo me queda ir a dormir, y el sueño no llega. Esta noche le canto al blues porque quiero tenerte y no puedo, porque si te tengo luego sufro.

Qué perra es esta vida a veces! Pero como me encanta sentirme viva.


domingo, 2 de noviembre de 2014

Más mandarinas para la bolsa.

Siempre digo que mientras aparece mi media naranja, voy comiendo mandarinas.
Es así!

A lo largo de los años, el acumulado de mandarinas es bastante importante. La carencia de sentimientos en mis relaciones es abrumador, y aunque hay temporadas en las que me canso de este hecho, sigo practicando mi filosofía.
Aunque últimamente me ha dado por innovar. Mis patrones, mi estilo de tío ha ido cambiando con el tiempo.
Si bien antes la mayoría aplastante eran músicos, ahora empiezo a alternar con tíos normales, y de momento no me está yendo mal.

El viernes tuve una experiencia positiva, el otro implicado no tenía nada que ver con mis patrones habituales, y aun así pasé un rato excelente.

Siempre digo que hay una lucha interna en lo que se refiere al "ideal" de hombre, y a lo que una se termina llevando a casa.
Porque nunca encontraré a un tío como Chris Robinson, o Michael Hutchence. No hay dos personas iguales en este mundo, y estoy segura que el día que siente la cabeza, será con un tío completamente alejado de lo que yo quería en un principio.

Idealizar es malo, proyectar los deseos de uno en el otro no es conveniente. Y ese tipo de cosas empiezo a entenderlas ahora.

Pero claro, ir en contra de lo que una imaginó durante tantos años, es complicado. Con doce años soñaba que me casaba con Joe Perry, él era mi ideal.

Hoy por hoy, mi ideal se basa en encontrar a alguien con el que poder hablar de cualquier cosa, no tiene porque compartir mis mismos gustos, ni tiene que tener el pelo largo, simplemente se trata de esa conexión kósmica de la que tanto habla Janis.

Poco a poco voy encontrando un equilibrio entre lo que quería para mí, y lo que necesito en realidad.
Romper con la rutina de lo que proyectaba y empezar a pensar de manera seria en lo que realmente me puede llegar a complementar.

No sé si estoy ya en ese punto, en el cual estoy preparada para ponerme en serio con alguien, pero sí que noto que voy evolucionando a algo diferente a lo conocido con anterioridad.

Y eso, otra reflexión típica de mis domingos solitarios.



Nos costó nueve tracks de el Album "Kick" llegar a juntar nuestros labios, y cuando eso pasó, ésta canción pasó a ser la que relacionaré con él y con aquella noche.
Como siempre digo, cada uno tiene su propia canción, y bueno, esta es la tuya.

domingo, 26 de octubre de 2014

Reflexiones de sábado noche.

Ayer cancelé mis planes con cierto caballero, y los cambié para quedar con una amiga.
Me enorgullece el haber tomado esa decisión.

A veces, las obligaciones nos superan, y quedar con los amigos se convierte en una hazaña complicadísima. Cuadrar horarios, lugares, vencer al cansancio acumulado y moverse de la comodidad para quedar. Son sacrificios que hay que hacer por el bien común, sobre todo si la noche o el evento resultan extremadamente positivos.

Últimamente me veo agobiada con mis obligaciones, y los ratos de distensión se convierten en mi misa de los domingos.
Ahora que vivo sola, en mis pocos ratos libres, le doy al coco de más, y anoche, me encantó compartir mis pensamientos con alguien que por momentos me entiende más de lo que puedo llegar a avistar.

Tanto Jess como yo, somos dos impares en un mundo de pares, aunque nos diferenciamos bastante en cuanto a las relaciones que solemos mantener con el sexo opuesto, pero aún así siempre en algún punto de la conversación nos encontramos.

Qué saqué en claro de anoche? Que tengo que bajar unos cuantos cambios, que tengo que volver a ser más exigente, y que de una vez por todas tengo que abandonar a ese gremio tan lindo que tantos comederos de cabeza me ocasionan día tras día.

"Cualquier bus me deja en Plaza España"... Es así! Bueno, quizás es que mi necesidad de estabilidad con un chongo, me lleva de una manera discreta a ese punto de desesperación que hace que baje mis estándares de calidad.

Lo bueno, es que tengo amigas que de una manera indirecta y con sutileza, me llevan de nuevo a mi camino. Y ayer Jess fue esa persona.

Porque ahora, ya no nos compensa salir y darlo todo como locas en cualquier bar, ahora nuestro plan consiste en vinito rosado, charla, algo de chocolate y un delicioso cocktail.
Porque ya no tenemos veintipocos, y nuestras prioridades han cambiado. Quizás es porque ya estamos casi en los 30, o simplemente, que es lo que necesitamos, noches de tranquilidad y conversación lúcida interesante.

Mañana es lunes, y la rutina ya me está golpeando la puerta, pero aun puedo escaquearme unas horitas más.

Ojalá se repitan más noches como las de anoche, y alguna noche aleatoria como aquella de Madrid.

Pasen un hermoso domingo! Y gracias Jess por ser como eres :)


sábado, 25 de octubre de 2014

I love Sweden ♥

Me duele todo el cuerpo, por momentos mi voz se ausenta, y todavía sigo con el pijama.
Ese es el resultado de ir de concierto y pasármelo bomba.

Cuando vi que Hardcore Superstar venía a mi ciudad, por un momento pensé en no asistir al evento, pero luego pensé, "Qué cojones!".
Así que me aventuré...

Hardcore Superstar es la banda que más escuché durante el período 2005/2008. Soy muy fan de todos sus discos hasta el 2007.
Con el abandono de Silver en aquel año, y la incorporación de Vic Zino (ex Crazy Lixx) el sonido de la banda cambió de manera considerable. Dejando el Hard Rock/Sleaze que tanto les caracterizaba, por un sonido más "Trash".
Hasta "Beg For It" (disco con Vic Zino), me gustaron mucho, luego, el sonido se volvió demasiado agresivo para mís oídos.

Quizás eso fue lo que hizo que dudase en ir a verles. Pero por otro lado también recordé que Jocke Berg, fue mi fondo de pantalla durante años, mi ideal, el machote que me gustaría tener al lado. Y eso, también fue un buen aliciente.

Qué decir del concierto...

Me lo pasé teta! Tocaron dieciséis canciones, de las cuales catorce eran de la época Silver. Así que encantada.
En directo tienen garra, se implican con el público, te hacen partícipe de la experiencia, y aunque el pogo estuvo agresivo (por suerte presumo de buen CV en cuanto a pogos, así que me defiendo). Fue una experiencia inolvidable,

Y ahora estoy en casa, aún con el pijama (dentro de nada me adecentaré y saldré a hacer la compra) escuchando el Homónimo.
Sacar mis discos de HCSS del estante y volver a escucharlos una y otra vez, de alguna manera me transportan a la Fernanda de hace casi diez años.

Me encanta esa sensación de subidón que se te queda después de un conciertazo, y las ganas renovadas de retomarles.

De Jocke diré que sigue igual de guapo que siempre, aunque ya se nota que los años le van pasando por encima, el muchacho se conserva estupendo y no se queda quieto en el escenario. Diría que es un front-man de diez.

Si no habéis tenido el gusto de escuchar a HCSS, aquí les dejo mis diez canciones favoritas.

01. We don't Celebrate Sundays (solía ser mi hinmo de los domingos de resaca)
02. Wildboys
03. Someone Special
04. Significant Other
05. Still I'm glad
06. Standing on the Verge
07. Sophisticated Ladies
08. Need no Company
09. Here Comes That Sick Bitch Again
10. Have You Been Around

martes, 14 de octubre de 2014

El eterno plan B

Pasó en la vida real :

                                  "Fulanito (el que te lleva tirando la caña desde hace días, pero que lleva UN PAR de días sin hablarte) está en una relación con Fulanita"

Primero, no entiendo esta necesidad de compartir cada cosa que uno hace en el Facebook, no lo entiendo, yo si comparto es para hacer promoción del bar de un amigo, o de algún artista que me mola. El tema de publicar con quién ando y en dónde estoy cada 10 minutos, no es lo mío.

De hecho soy de las que piensa que si algún día tengo pareja, no pienso agregarla al Face o cualquier tipo de red social que se le asemeje.

Vayamos por partes...

Fulanito estuvo durante días y días adornandome con preciosos mensajes de que yo era una tía genial y que tenía ganas de verme, que quería conocerme mejor, blablabla. (Fulanito está de gira).
Yo que soy como soy tuve la brillante idea de hacerle llegar por mediación de un amigo, una cartita (de carácter simpático) a su fecha de Stuttgart. 
Hablé con mi amigo al día siguiente, me comenta que se la entregó y que Fulanito estaba súper contento diciéndole que yo era una tía de puta madre. Hasta ahí normal.

Parón por comerciales.

No tengo ni tuve nunca ningún tipo de aspiración a tener algo serio con Fulanito, más allá de una amistad, Fulanito tiene más años que yo, vive lejos de donde estoy y tiene un hijo. Vamos que si redondeo. Me da que no.

Continuemos.

Yo pensaba, "bueno, me tomé la molestia de hacerle llegar algo lindo, lo hice con la mejor de las ondas, y supongo que me dirá algo".
Sólo pensaba, porque a efectos legales, el flaco no dijo ni mú. Entonces volví a pensar. "Bueno, está de gira, en un país diferente cada día, igual no pilló señal de Wifi".
Pero nooooooo! Actualizaba su Instagram y sus merders varias.

Entonces le escribí yo preguntándole que qué tal por Stuttgart, y me suelta : " Eres muy dulce, me encantó lo que recibí de tu parte, pienso mandarte algo de vuelta".
Yo le contesté, "No hay de qué, me caés bárbaro y quería tener un detalle tonto con vos".

Desde entonces, no he vuelto a hablar con el susodicho, pero hoy. Hoy me entero que está en una relación con Fulanita. Y claro, ahí me cierra todo.

Meter a todos los hombres en la misma bolsa, es algo injusto y queda feo, lo mismo pasa a la inversa.
Igual es coincidencia y yo tengo un imán para los pelotudos. Pero es que este patrón de "Te histeriqueo un rato, pero ojo, que estoy por formalizar con una mina". Se repite demasiado.

Insisto con Fulanito no tenía más que aspiraciones a amistad, pero me repatea un poco que no sea claro o que histeriquee como histeriquea.

Yo por jugar, no juego a ninguna banda, uno a la vez, no empalmo relaciones ni hombres, ni me estoy trabajando a ninguno mientras estoy con otro. No sé, no me da, bastante mal supone uno, como para andar con dos.
Parece que con la sarta de boludos que me suelen gustar a mí, eso no pasa, ellos pueden jugar a más de una banda, y les va bárbaro. Óle!

Ya sé que esta entrada es un sin sentido, sin sentido para ustedes, pero a mí me viene genial escribirlo.

Que te vaya lindo Fulanito! Seguiré escuchado tus discos porque me encanta la música que hacés, y hasta ahí llegó mi amor! Un besito!




domingo, 28 de septiembre de 2014

Esa sensación incómoda.

En este momento tengo esa sensación incómoda típica de los domingos por la tarde.
Cuando todo lo que tenía que hacer ya lo hice, y me encuentro en casa sola, en silencio, con todo el tiempo del mundo para pensar y comerme el coco.

No soy muy fan de esto, tampoco soy fan del estar siempre acompañada, es sano tener momentos de soledad. Es sano y recomendable.

Quizás hoy la soledad me pega más fuerte dados todos los acontecimientos de esta semana, y el domigo fue creado para pensar, al igual que el sueño es necesario para formatear el cerebro y solucionar movidas del subconciente.

Me doy cuenta que aunque tengo momentos de diversión suprema, que mientras los cuento, hago reír a los demas, la cara B de eso, es claramente negativa. Y siempre termino donde empecé, sola.

Y puede que él no me hable, quizás es porque está ocupado (no me refiero al "él" de hace un par de entradas, ese ya fue), me refiero a otro. Este "él" me lleva presente, lo sé, lo veo... Pero hasta cuándo durará la frescura de aquel encuentro?
Porque con este, sí que hubo conexión cósmica. Y su recuerdo aún me saca alguna sonrisa.
"I'll keep your ribbon until it falls apart"... That's what he said, and that's what it remains on me...

Mi duda es, si el día que esa parte de mí se caiga de tanto usarla, él seguirá llevándome de alguna manera.

¿Qué loco no? Da igual si he estado contigo 5 minutos, dos meses, un año... La cosa es que siempre dejo algo de mí en los demás, al igual que ellos lo hacen en mí.

Estos intercambios fugaces o permanentes siempre son perennes...

También el día invita a pensar, cielo nublado, frío y silencio en las calles... Es ideal. Una joda bárbara.

Hoy me di cuenta de lo adulta que soy, pago mis facturas, mi casa está ordenada y apenas tengo tiempo para perder el tiempo. En un par de semanas cambiaré la cifra de mi edad, y aunque le tengo un miedo barbaro, lo afrontaré sin más... Porque a veces la resignación parece ser la enfermedad más común de este siglo.

Sólo queria plasmar esto que me pasa, y me pasa seguido, pero siento que si lo vuelco en algún lado, me quito un peso de encima.




viernes, 26 de septiembre de 2014

When Baltimore arrives to your place, you won't ever be the same.

Tenía mono de concierto, y de concierto me fui.
Una de las ventajas de mi nueva localización es que mi sala de conciertos favorita (a falta de mi amado Devizio) está a 20 metros de casa.

Tras un miércoles de locura (trabajo, universidad, la compra, uy! tengo que limpiar) mi amigo me confirma que se anima a venir al concierto que había mirado yo de refilón (o sea, escuché un par de temas y me molaron) así que me puse lo primero que encontré (bueno lo tercero más bien) y acudí al lugar.

Estaba en la puerta, fumando mientras hacía tiempo para que viniese mi amigo, Y de repente empiezo a escuchar unos acordes, inmediatamente apagué el pucho y entré al local, porque... Qué acordes!

Paso a detallar con audio e imagen.


Mi sorpresa fue que sólo había dos personas en el escenario. El bajista no pudo venir a la gira. Pero aun así... Me flipó.
El carisma del cantante me cautivó, me dio pena ver que sólo eramos cuatro gatos en el bar, lo bueno, que la visibilidad era buena y el sonido retumbaba con más garra en mis oídos.
Tras una media hora de concierto no más... Se suben al escenario estas bestias...


Sin palabras...

No sólo disfruté de dos conciertos buenísimos, sino también de la compañía de los muchachos, todos made in Baltimore, sudaban RnR, y mi debilidad por the Merica es conocida.

Los conciertos entre semana te limitan, porque siempre vienes de un día de locura y cuando llega la noche sólo piensas en echarte a dormir y juntar fuerzas para afrontar el día que se viene al despertar.

Pero debo de reconocer que... Me lo pasé tan de puta madre, que me dediqué a vivir el momento, aunque al día siguiente, la resaca me acompañó durante gran parte de la jornada, pero simplemente con cerrar los ojos recordaba la noche anterior y pensaba "Valió la pena".

Qué linda es la música en directo cojones!!

Y lo dicho, una vez que Baltimore asoma la cabeza a tu ciudad, simplemente rendíte y dejate llevar.


domingo, 14 de septiembre de 2014

Lo normal...

Lo que es normal para uno, a veces no es lo normal para el otro.
Quizás para un ciudadano medio, lo normal es salir, conocer gente y pasarlo bien.
Vale, eso también es lo normal para mí.

Lo que pasa es que me muevo en niveles diferentes, hablando con mí amiga Ángela me di cuenta que... Le tengo terror al compromiso.

Una parte de mí quiere tener pareja, formalizarse y hacer lo que dictan las leyes de esta sociedad, pero la otra parte busca de manera inconciente el escapar de cualquier atisbe de compromiso con alguien.

"Sí, el tío me gusta, nos llevamos bien, anoche la pasamos bárbaro, pero vive en Australia" (y digo Australia como puedo decir Dinamarca, Italia, Estados Unidos, bla bla bla, (me baso en hechos reales))

Qué viene a decir esto?! Me busco tíos con los que no tengo oportunidad de quedar luego.
Igual es casualidad, pero me da que no...

Ahora me pasa lo contrario, he conocido a alguien de aquí, hoy (en un rato) quedaré con él... Vive en la misma ciudad que yo.

En vez de estar ilusionada, estoy cagada en las patas... Y si me cae bien? Y si quedamos otro día de la semana? Y si mañana le vuelvo a ver por la calle como que no quiere la cosa?

No estoy preparada para esto, la práctica será la misma de siempre, le conoceré, hablaremos, nos lo pasaremos bien, pero luego... Luego está el riesgo de que volvamos a quedar... Y pensar en ese hecho, me pone nerviosa.

Llevo evitando el compromiso desde hace años, y ahora a la primera de cambio, me entra un miedo terrorífico de volverle a ver... PERO SI AÚN NO HA PASADO NADA... Pero y si pasa?

Me cuesta mucho encajar todo, me cuesta pero creo que soy capaz de afrontarlo.

Igual quedamos y no pasa nada, y no le vuelvo a ver...

Pero si la experiencia está bien, me da mucho miedo volverle a ver...

Me da miedo engancharme y que exista la mínima posibilidad de que me hieran... Quizás mi miedo es ese... Salir herida.

Que sea lo que tenga que ser... No pienso bajarme de esta por miedo. Y como dice mi amiga Jess, siempre puedo bloquearlo de las redes sociales y cambiar de bares...

Esta acojonada mujer se marcha, pero no sin antes dejar la canción que me identifica en este momento.

martes, 2 de septiembre de 2014

Freak out! I'm alone now!

Me encanta cuando llevo mucho tiempo sin escuchar un disco y de repente me da por hacerlo.

"Nine Lives" de Aerosmith me transporta a mi recién estrenada adolescencia. Porque si tengo que decir cuál es el disco que más veces escuché en mí vida... "Nine Lives" se lleva la palma.

Y ahora que entiendo el inglés al vuelo, y que he vivido muchas cosas, volver a escuchar este disco me transporta en parte a un sitio nuevo. Porque ahora las letras tienen otro significado, van de otro palo.

Hole in my Soul duele más que antes.
Fallin' in Love is Hard on the Knees se transformó en mí manera de percibir el amor.

Pero hay una canción que ha adquirido una nueva sensibilidad en mí.

Ain't that a Bitch es ahora el tema que no puedo escuchar sólo una vez, y con cada escucha me siento más identificada.


 Ain't that a Bitch viene a significar "No es una putada?".
Y en ocasiones... Sí que lo es.

Qué mala es la soledad prolongada sin remedio a corto plazo!



lunes, 1 de septiembre de 2014

Muchacha Ojos de Papel

Hay canciones que  son más que canciones, himnos de generaciones pasadas de los cuales me adueño y hago mios.
Hoy en el bar, me dio por escuchar a Almendra. Y a la gente pareció gustarle.

Querido Flaco, donde quiera que estés, se te extraña!



domingo, 24 de agosto de 2014

Lo esporádico.

Uzzhuaia canta:

"Dejar la puerta abierta, no es una invitación.
Tal vez es un descuido, que acaba en ocasión"

"Magnífico Fracasado" es esa canción que siempre acabo relacionando con mi día a día.

Últimamente soy muy fan de lo esporádico, salir, ser caradura, hablar con extraños.
Es lindo dejarse llevar por la improvisación y tirar para adelante sin rumbo fijo.

Esta canción, recoge muy bien lo que yo pienso acerca de mi situación sentimental actual. Me encuentro esperando algo que no llega, y mientras espero, los eventos que van ocurriendo (los cuales no me alejan de mi cometido inicial) son descuidos involuntarios que muchas veces me dejan peor de lo que estaba.

Cuántas cosas se prometen a la luz de la luna, y cuántas no se cumplen al salir el sol.

El típico "Te llamaré", "Quedaremos", "Nos pondremos al día"... 

Últimamente ninguna se cumple... Para qué me pides el teléfono si no tenés intención de contactarme nunca?!

Esa es tan típica, que me dan ganas de salir de fiesta, cambiar mi nombre por el de Andrea y dar números falsos a todo el mundo, total... Uno se abre, muestra un poquito de sí mismo, y después el otro implicado no se moja na de ná.

Va a ser cierto el tema este de "promete hasta que la mete", pero si la mete por qué sigue con el promete?!

Es mi relación actual de amor/odio con los rollos de una noche.

Si te quiero para una noche, dudo mucho que quiera tenerte para más noches...
Siempre catalogo a los hombres en dos clases diferentes:

- Padre de mis hijos y rollos de una noche.

El "one night stand" es sólo eso, desfogarte con un tío que te pone mucho y ya... No requiere una conversación interesante, ni una conexión cósmica fabulosa.
Se trata de atracción física, seguida de un coito (en ocasiones bueno) y un "Si te he visto, no me acuerdo".
Fin de la cita. No hay más...
Yo no te pediré el teléfono para quedar otro día o entablar una conversación superficial para quedar bien.
Estás para lo que estás y ya está. Y ciertamente, tenés que flashearme mucho para que eso suceda, pero basada en mi propia experiencia, es tiempo perdido.

No sé si se ve a lo que voy, sólo plasmo lo que siento en este momento. 

Siempre que escucho "Magnífico Fracasado" me pasa igual.
Y "Magnífico Fracasado" + Resaca + Domingo + Soledad -> Dan por resultado que esté escribiendo lo que escribo.


Pasen buen domingo gente!

viernes, 22 de agosto de 2014

Nostalgia idiota!

Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, bueno, a veces sí que se da esa premisa, pero no siempre.
Quizás referirse a que fue mejor, puede ser porque de vez en cuando, uno es esclavo de un recuerdo demasiado bueno. 
Porque mi cumpleaños de este año, no va a ser tan bueno como el del año pasado... Vamos, ni de coña! Aunque es verdad que a nivel personal estoy mejor que hace algunos cientos de días, ciertos eventos inmejorables, permanecen perennes en mí memoria.

Qué hacer en caso de ataque de Nostalgia idiota?!

- Resignarse, y seguir adelante.

Él no va a volver, y si vuelve, dudo que vuelva a pasar lo que pasó.
También dudo un rato largo de si él piensa en mí.
¿Y si vuelve y yo ya no estoy ahí? Y si estoy, él, ¿Volverá a estarlo?

Dudas filosóficas que me atacan en momentos de soledad aleatorios.

Qué mala es la soledad a veces! ¿No?



(Canciones idóneas que van perfecto con mi ataque de nostalgia idiota)

domingo, 17 de agosto de 2014

To look at you.

Lo típico, una y a casa. Lo típico pero no lo habitual.

Qué lindas son esas noches que uno sabe como empieza, y no como termina.
Anoche estuvo lindo, salí con mi cuadrilla habitual, y de repente de entre la multitud, le vi. Y tras algunos piques con mis amigos, fui a hablarle.
Acabar de fiesta con gente que acabas de conocer, es algo que uno tiene que hacer al menos una vez en la vida (yo lo hice más de una). Compartir relatos, una mínima parte de vos con alguien que no te conoce en lo absoluto (ni relativo) a veces, nos permite desarrollar una parte de nosotros que nunca sacamos a pasear.

Ayer salí con una cuadrilla de tíos que no conocía de nada, intercambié palabras con todos ellos y brindabamos en equipo riéndonos sin parar. Quizás dentro de unos días no recuerde ni siquiera sus nombres, o sus caras, pero da igual, la conexión establecida entre desconocidos me gusta mucho.

De él sólo sé su nombre, y bueno, han pasado muchas horas desde que la noche terminó, y aun sigo intercambiando palabras (bendita teconología!).
Aspiraciones de algo más? Nulas. Con el tiempo aprendí a no esperar nada, y menos de las cosas surgidas de una noche loca. Pero sí que me quedo con el recuerdo bonito de haber compartido un trocito de mi con alguien más.

Ojalá tenga más noches como la de anoche, pero sé que este tipo de circustancias sólo se dan una vez.
Quién sabe, quizás este destino caprichoso me vuelve a juntar con ellos, y seguro que caerán más risas y memorias.

El cambio general de aires de mi vida está resultando ser positivo, más que positivo, estoy feliz. Y espero que esta racha me dure un buen rato.

Ahora toca disimular que no tengo resaca y aprovecharé mi último día de vacaciones para ponerme al día con el mundo real, vuelta a las obligaciones y deberes varios.

Por lo pronto, él ya tiene una canción.


domingo, 22 de junio de 2014

Paranoid

Dicen que si uno no suelta las cosas que piensa y se muerde la lengua, acaba siendo envenenado con su propio veneno. Sustancia creada por no expulsarla cuando es debido.
Y a mí hoy en día me pasa eso. Siento que tengo mucho que decirle pero nunca puedo hacerlo, ya sea por circustancias ajenas al evento, o porque él es un pelotudo.
A veces me da la impresión de que el momento idóneo para hablar, nunca llegará. Que siempre seré una esclava del "Tengo que decirte esto y no puedo" y eso me aterra.
Porque si con sólo verle todo es revolución y anarquía... El día que le diga todo lo que le tengo que decir será caos y destrucción... De él, de lo nuestro y de esta historia que por momentos jamás debió de empezar.

Y vuelvo a este estado cíclico de llorar, reír, acordarme, putearle, llorar, reír blablabla.
Por suerte y ya experta en la materia, sé que sólo dura unos días, y que hasta que vuelva a cruzarme con él, estaré bien.
Quizás esta angustia es el resultado de no ser sincera, y de intentar buscar un momento perfecto para serlo, que no llegará.


domingo, 15 de junio de 2014

Instinto

Parece imposible tomarse unas vacaciones de ciertos viejos hábitos. Y digo vacaciones, porque me doy cuenta de que hay cosas, de las que no puedo escapar, por más que quiera.
Mi instinto sigue ahí, latente, mis ojos en busca y captura de una nueva presa. El "miedo"... Ausente. Porque admitamosló, cuando quiero algo, lo demuestro y no temo al rechazo.
Ayer salí, me lo pasé genial, fue una de esas noches para recordar, diría que hasta encontré un sitio nuevo para pernoctar en esta ciudad a veces carente de diversión.
Y aunque mi instinto persista en que debo terminar lo que empecé, mi sentido común o moralidad pasajera prefiere dejarlo estar, por el momento. No te abandono, simplemente te postergo. Y hasta ahí puedo escribir.

Te postergo... Pero ya tenés una canción con la que te relaciono.


Bona nit gente!

lunes, 9 de junio de 2014

El error.

Siempre te catalogué como el "error" más bonito de mi vida. También, el más doloroso.
Porque si es cierto que cada vez que nuestros caminos se cruzan, la palabra "Felicidad" se queda corta para describir qué es lo que me pasa, la amargura de tu despedida también es algo difícil de asimilar.
Nunca fui tu primera opción, y nunca te pedí serlo, vos tampoco has sido la mía, pero siempre te consideré mi punto de inflexión.
Que si algún día empezaba algo con alguien, un encuentro con vos sería la prueba de fuego para determinar cuan enamorada me hallaba de quien estuviera de moda por mi vida.

De momento, nadie te gana, ninguno ha conseguido que yo te supere como es debido. Tampoco es que quiera superarte, no hay nada que superar, como diría Cerati, mis recuerdos son las cenizas de una noche larga. Una noche que transcurrió hace ya varios años, y de la cual no logro deshacerme.
Ha llovido mucho, han pasado muchos otros, y tu recuerdo sigue aquí, intacto.

Sigo pensando que sos un egoísta y un cobarde, y que si algún día reunís el valor suficiente para hacer lo que tenés que hacer, tené por claro que yo no estaré esperándote, ni deseando armar ningún tipo de nada con vos, porque tus hechos hablaron durante mucho tiempo, tanto, que un simple destello de luz no es suficiente para acabar con la oscuridad.

Lo peor de todo, es que sos un error que me gusta repetir, pasan los años y sigo repitiéndote, pasan las horas y sigo pensándote, y tengo demasiadas canciones que al cerrar los ojos se convierten en vos...

Dentro de unos días, volveré a cometerte, y como siempre, durante unas horas estaré feliz, y luego, tras unos días triste y mal, volveré a la normalidad, y vendrán otros, y escucharé nuevas canciones, pero vos... Vos vas a seguir vivo en mi.




jueves, 15 de mayo de 2014

Memories of your golden hair.

Volviendo a lo de siempre
sin ser la misma de antes.
Tener Dejavús de manera constante.

Saber que ahora estoy contigo,
pero mañana,
seremos dos entes distantes...
Sin hablar...
Sólo sintiendo y percibiendo,
las señales implícitas de nuestros cuerpos.

Nuevamente vuelves a ser parte de mi "ayer",
aunque con más esperanzas de volver a ser parte
de mi "mañana".

Estuvo bien mientras duró,
y hoy...
Vuelvo a recordarte,
desde la distancia...


Y todavía compartimos las mismas canciones favoritas...

martes, 13 de mayo de 2014

A night to remember.

Y después de casi 24 horas, aún perdura esa sensación de paz y tranquilidad. El producto de mi locura, anoche dio un buen resultado.

Tras salir de trabajar, fui a toda prisa a coger el AVE dirección Madrid, y con más prisa aún, fui al hotel, me puse guapa y me planté en el Teatro Nuevo Alcalá para presenciar un evento único, responsable de que hoy y quizás por un tiempo, esté feliz y en armonía conmigo misma.

Ver a Asaf Avidan es una de esas cosas que te cambian la vida. Anoche, fui testigo y parte de un evento único, en el cual este muchacho se dejó la voz, y compartió múltiples historias con el público que asisitió a verle. Desde la intensidad de el amor cuando uno es joven, hasta cuando lo que parece indestructible acaba separado. Asaf es único, casi tan único como la voz que le caracteriza, y sí, si vuelve de tour, volveré a verle, porque lo vale, porque es de esos artistas que se plantan solos en un escenario con lo justo y nos regala un pedacito de él.


Anoche fue una noche para recordar, desde anoche, una parte de mí se fue con él, y otra, cambió para siempre.

 

תודה

sábado, 1 de marzo de 2014

Time goes by

Porque hace tiempo que no descanso de verdad, qué lindo es tener dos días y no hacer absolutamente nada, bueno, nada productivo a nivel externo, pero tener el placer de hacer durante cuarenta y ocho horas las cosas que más amo, como leer, escuchar música, escribir... De vez en cuando es bueno.

Porque esta bella dama (encima ando con el autoestima bien alto), nunca tiene tiempo para perder el tiempo, y a pesar de que esta semana fue muy dura, hoy estoy en paz y armonía con mi ser.

Y quiero contagiaros de ese buen rollito que me rodea, porque creo que siempre mola poder o al menos intentar transmitir buena vibra al resto.

Estas cuarenta y ocho horas se me pasaron volando, entre textos de Hemingway, canciones de los 80s, y poemas de cosecha propia.

Qué lindo y extraño se hace a veces, leer cosas que uno escribió en un momento determinado, y darse cuenta de que el ciclo se repite, o por el contrario, te sientes a años luz de aquello.
Como por ejemplo cuando esta mañana encontré esto:

"Empiezo a echarte de menos.
Empiezas a estar más en mí"

Fue escrito para otra persona, pero ahora lo aplico a él, y no ese él de antes, no... Al él de ahora.

O cuando escuchando esta canción, sin quererlo ni beberlo, lloré (pero no en plan triste, simplemente lloré porque llorar de vez en cuando hace bien)



Porque al fin y al cabo, la vida es una sola, y hay que intentar que cada día valga la pena.

Y aunque tenga líos en el trabajo, esté cercana a la fecha de exámenes, y el estrés parece aproximarse en la siguiente curva.
A veces viene bien pasar tiempo con uno mismo.

Y con esta paz, me retiro a dormir, mañana el ciclo vuelve a comenzar, pero por lo menos, lo empezaré con una actitud diferente.

Buenas noches!

miércoles, 5 de febrero de 2014

In times like these...

En tiempos como estos, en los que la prisa y la falta de paciencia ganan por goleada a la tolerancia y el compañerismo, hoy... Exploté.

Se ve que a medida que uno cumple años, la felicidad es un objetivo al que cuesta llegar. Nos volvemos fanáticos de los momentos pequeños de alegría y valoramos mucho más los días normales.
España, no va bien, y uno tiene que estar agradecido de poder tener un trabajo, pero: ¿Hasta qué punto uno tiene que estar agradecido?

Esa fina línea que separa lo correcto de lo abusivo, lo que está bien de lo que está mal, el putear (que nunca lo practico) y ser puteado.
¿Hasta cuándo voy a aguantar?.

Si aplico la filosofía Zen, tengo que mirar toda la foto, no sólo los detalles feos de la misma, pero es que a veces, se hace tan cuesta arriba, que la negatividad lo acapara todo y ver los matices o detalles bonitos de la captura se torna imposible.

A veces pienso que el mundo está lleno de gente garca y competitiva, gente que se levanta por la mañana y cuyo único objetivo es romperle las pelotas al resto de humanos que sólo queremos vivir en paz y armonía.
Y sí... Metele Zen, Ying-Yang, Chi y todo lo que te de la gana, y aunque soy una persona pacífica, defensora del diálogo y las buenas maneras, sobre todo respetuosa, veo que me pasan por encima como una apisonadora... ¿Qué onda Karma? ¿Cuándo pensás actuar?. Estás en déficit conmigo desde hace tiempo.

Hoy, exploté, me cansé, dar de manera desinteresada es una de esas cosas que yo practico, yo, la fiel creyente en esta raza cada vez más hecha percha.
Pero cuando una recibe palos y más palos, y cada día se hace más cuesta arriba, piensa... ¿Qué hice yo para merecer esto?

Los que me conocen y saben como soy, entienden que soy pacífica, y no jodo. Los que me conocen y saben como soy y aún así tienen ganas de tocarme la moral, sepan esto... Por más que me busquen, no me van a encontrar, por más que me menosprecien... Mi autoestima, no se verá afectado. Cuánto más mal me traten, mejor les trataré.

Porque en el fondo, siempre le deseo lo mejor al prójimo, y si hoy en día estoy rodeada de soretes rencorosos, tengo la esperanza de que algún día cambien y se den cuenta de que obraron mal. Y si no se dan cuenta ni cambian... Yo no seré la que se va a quedar sola, van a ser ellos/as.

Así que soretes del mundo... "No le hagan a los demás lo que no les gustaría que le hagan a ustedes" y por sobre todas las cosas..."Déjenme de romper las pelotas".

Un besito!

martes, 28 de enero de 2014

Asaf Avidan

Y entonces... Una noche cualquiera, Janis Joplin se enrolló con Robert Plant, y tuvieron un hijo en secreto.¿El resultado final? Este chaval:


Alucinante, eh?