Soy sólo yo y mis pensamientos...

martes, 13 de mayo de 2014

A night to remember.

Y después de casi 24 horas, aún perdura esa sensación de paz y tranquilidad. El producto de mi locura, anoche dio un buen resultado.

Tras salir de trabajar, fui a toda prisa a coger el AVE dirección Madrid, y con más prisa aún, fui al hotel, me puse guapa y me planté en el Teatro Nuevo Alcalá para presenciar un evento único, responsable de que hoy y quizás por un tiempo, esté feliz y en armonía conmigo misma.

Ver a Asaf Avidan es una de esas cosas que te cambian la vida. Anoche, fui testigo y parte de un evento único, en el cual este muchacho se dejó la voz, y compartió múltiples historias con el público que asisitió a verle. Desde la intensidad de el amor cuando uno es joven, hasta cuando lo que parece indestructible acaba separado. Asaf es único, casi tan único como la voz que le caracteriza, y sí, si vuelve de tour, volveré a verle, porque lo vale, porque es de esos artistas que se plantan solos en un escenario con lo justo y nos regala un pedacito de él.


Anoche fue una noche para recordar, desde anoche, una parte de mí se fue con él, y otra, cambió para siempre.

 

תודה

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?