Soy sólo yo y mis pensamientos...

lunes, 9 de junio de 2014

El error.

Siempre te catalogué como el "error" más bonito de mi vida. También, el más doloroso.
Porque si es cierto que cada vez que nuestros caminos se cruzan, la palabra "Felicidad" se queda corta para describir qué es lo que me pasa, la amargura de tu despedida también es algo difícil de asimilar.
Nunca fui tu primera opción, y nunca te pedí serlo, vos tampoco has sido la mía, pero siempre te consideré mi punto de inflexión.
Que si algún día empezaba algo con alguien, un encuentro con vos sería la prueba de fuego para determinar cuan enamorada me hallaba de quien estuviera de moda por mi vida.

De momento, nadie te gana, ninguno ha conseguido que yo te supere como es debido. Tampoco es que quiera superarte, no hay nada que superar, como diría Cerati, mis recuerdos son las cenizas de una noche larga. Una noche que transcurrió hace ya varios años, y de la cual no logro deshacerme.
Ha llovido mucho, han pasado muchos otros, y tu recuerdo sigue aquí, intacto.

Sigo pensando que sos un egoísta y un cobarde, y que si algún día reunís el valor suficiente para hacer lo que tenés que hacer, tené por claro que yo no estaré esperándote, ni deseando armar ningún tipo de nada con vos, porque tus hechos hablaron durante mucho tiempo, tanto, que un simple destello de luz no es suficiente para acabar con la oscuridad.

Lo peor de todo, es que sos un error que me gusta repetir, pasan los años y sigo repitiéndote, pasan las horas y sigo pensándote, y tengo demasiadas canciones que al cerrar los ojos se convierten en vos...

Dentro de unos días, volveré a cometerte, y como siempre, durante unas horas estaré feliz, y luego, tras unos días triste y mal, volveré a la normalidad, y vendrán otros, y escucharé nuevas canciones, pero vos... Vos vas a seguir vivo en mi.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?