Soy sólo yo y mis pensamientos...

domingo, 22 de junio de 2014

Paranoid

Dicen que si uno no suelta las cosas que piensa y se muerde la lengua, acaba siendo envenenado con su propio veneno. Sustancia creada por no expulsarla cuando es debido.
Y a mí hoy en día me pasa eso. Siento que tengo mucho que decirle pero nunca puedo hacerlo, ya sea por circustancias ajenas al evento, o porque él es un pelotudo.
A veces me da la impresión de que el momento idóneo para hablar, nunca llegará. Que siempre seré una esclava del "Tengo que decirte esto y no puedo" y eso me aterra.
Porque si con sólo verle todo es revolución y anarquía... El día que le diga todo lo que le tengo que decir será caos y destrucción... De él, de lo nuestro y de esta historia que por momentos jamás debió de empezar.

Y vuelvo a este estado cíclico de llorar, reír, acordarme, putearle, llorar, reír blablabla.
Por suerte y ya experta en la materia, sé que sólo dura unos días, y que hasta que vuelva a cruzarme con él, estaré bien.
Quizás esta angustia es el resultado de no ser sincera, y de intentar buscar un momento perfecto para serlo, que no llegará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?