Soy sólo yo y mis pensamientos...

domingo, 14 de septiembre de 2014

Lo normal...

Lo que es normal para uno, a veces no es lo normal para el otro.
Quizás para un ciudadano medio, lo normal es salir, conocer gente y pasarlo bien.
Vale, eso también es lo normal para mí.

Lo que pasa es que me muevo en niveles diferentes, hablando con mí amiga Ángela me di cuenta que... Le tengo terror al compromiso.

Una parte de mí quiere tener pareja, formalizarse y hacer lo que dictan las leyes de esta sociedad, pero la otra parte busca de manera inconciente el escapar de cualquier atisbe de compromiso con alguien.

"Sí, el tío me gusta, nos llevamos bien, anoche la pasamos bárbaro, pero vive en Australia" (y digo Australia como puedo decir Dinamarca, Italia, Estados Unidos, bla bla bla, (me baso en hechos reales))

Qué viene a decir esto?! Me busco tíos con los que no tengo oportunidad de quedar luego.
Igual es casualidad, pero me da que no...

Ahora me pasa lo contrario, he conocido a alguien de aquí, hoy (en un rato) quedaré con él... Vive en la misma ciudad que yo.

En vez de estar ilusionada, estoy cagada en las patas... Y si me cae bien? Y si quedamos otro día de la semana? Y si mañana le vuelvo a ver por la calle como que no quiere la cosa?

No estoy preparada para esto, la práctica será la misma de siempre, le conoceré, hablaremos, nos lo pasaremos bien, pero luego... Luego está el riesgo de que volvamos a quedar... Y pensar en ese hecho, me pone nerviosa.

Llevo evitando el compromiso desde hace años, y ahora a la primera de cambio, me entra un miedo terrorífico de volverle a ver... PERO SI AÚN NO HA PASADO NADA... Pero y si pasa?

Me cuesta mucho encajar todo, me cuesta pero creo que soy capaz de afrontarlo.

Igual quedamos y no pasa nada, y no le vuelvo a ver...

Pero si la experiencia está bien, me da mucho miedo volverle a ver...

Me da miedo engancharme y que exista la mínima posibilidad de que me hieran... Quizás mi miedo es ese... Salir herida.

Que sea lo que tenga que ser... No pienso bajarme de esta por miedo. Y como dice mi amiga Jess, siempre puedo bloquearlo de las redes sociales y cambiar de bares...

Esta acojonada mujer se marcha, pero no sin antes dejar la canción que me identifica en este momento.

1 comentario:

  1. ¿Y por qué tantas ganas de encontrar a una persona? Ya llegará: la vida es demasiado larga como para atarse a alguien. Es una opinión. Un beso, Fernanda.

    ResponderEliminar

Algo que decir?