Soy sólo yo y mis pensamientos...

viernes, 26 de septiembre de 2014

When Baltimore arrives to your place, you won't ever be the same.

Tenía mono de concierto, y de concierto me fui.
Una de las ventajas de mi nueva localización es que mi sala de conciertos favorita (a falta de mi amado Devizio) está a 20 metros de casa.

Tras un miércoles de locura (trabajo, universidad, la compra, uy! tengo que limpiar) mi amigo me confirma que se anima a venir al concierto que había mirado yo de refilón (o sea, escuché un par de temas y me molaron) así que me puse lo primero que encontré (bueno lo tercero más bien) y acudí al lugar.

Estaba en la puerta, fumando mientras hacía tiempo para que viniese mi amigo, Y de repente empiezo a escuchar unos acordes, inmediatamente apagué el pucho y entré al local, porque... Qué acordes!

Paso a detallar con audio e imagen.


Mi sorpresa fue que sólo había dos personas en el escenario. El bajista no pudo venir a la gira. Pero aun así... Me flipó.
El carisma del cantante me cautivó, me dio pena ver que sólo eramos cuatro gatos en el bar, lo bueno, que la visibilidad era buena y el sonido retumbaba con más garra en mis oídos.
Tras una media hora de concierto no más... Se suben al escenario estas bestias...


Sin palabras...

No sólo disfruté de dos conciertos buenísimos, sino también de la compañía de los muchachos, todos made in Baltimore, sudaban RnR, y mi debilidad por the Merica es conocida.

Los conciertos entre semana te limitan, porque siempre vienes de un día de locura y cuando llega la noche sólo piensas en echarte a dormir y juntar fuerzas para afrontar el día que se viene al despertar.

Pero debo de reconocer que... Me lo pasé tan de puta madre, que me dediqué a vivir el momento, aunque al día siguiente, la resaca me acompañó durante gran parte de la jornada, pero simplemente con cerrar los ojos recordaba la noche anterior y pensaba "Valió la pena".

Qué linda es la música en directo cojones!!

Y lo dicho, una vez que Baltimore asoma la cabeza a tu ciudad, simplemente rendíte y dejate llevar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?