Soy sólo yo y mis pensamientos...

domingo, 26 de octubre de 2014

Reflexiones de sábado noche.

Ayer cancelé mis planes con cierto caballero, y los cambié para quedar con una amiga.
Me enorgullece el haber tomado esa decisión.

A veces, las obligaciones nos superan, y quedar con los amigos se convierte en una hazaña complicadísima. Cuadrar horarios, lugares, vencer al cansancio acumulado y moverse de la comodidad para quedar. Son sacrificios que hay que hacer por el bien común, sobre todo si la noche o el evento resultan extremadamente positivos.

Últimamente me veo agobiada con mis obligaciones, y los ratos de distensión se convierten en mi misa de los domingos.
Ahora que vivo sola, en mis pocos ratos libres, le doy al coco de más, y anoche, me encantó compartir mis pensamientos con alguien que por momentos me entiende más de lo que puedo llegar a avistar.

Tanto Jess como yo, somos dos impares en un mundo de pares, aunque nos diferenciamos bastante en cuanto a las relaciones que solemos mantener con el sexo opuesto, pero aún así siempre en algún punto de la conversación nos encontramos.

Qué saqué en claro de anoche? Que tengo que bajar unos cuantos cambios, que tengo que volver a ser más exigente, y que de una vez por todas tengo que abandonar a ese gremio tan lindo que tantos comederos de cabeza me ocasionan día tras día.

"Cualquier bus me deja en Plaza España"... Es así! Bueno, quizás es que mi necesidad de estabilidad con un chongo, me lleva de una manera discreta a ese punto de desesperación que hace que baje mis estándares de calidad.

Lo bueno, es que tengo amigas que de una manera indirecta y con sutileza, me llevan de nuevo a mi camino. Y ayer Jess fue esa persona.

Porque ahora, ya no nos compensa salir y darlo todo como locas en cualquier bar, ahora nuestro plan consiste en vinito rosado, charla, algo de chocolate y un delicioso cocktail.
Porque ya no tenemos veintipocos, y nuestras prioridades han cambiado. Quizás es porque ya estamos casi en los 30, o simplemente, que es lo que necesitamos, noches de tranquilidad y conversación lúcida interesante.

Mañana es lunes, y la rutina ya me está golpeando la puerta, pero aun puedo escaquearme unas horitas más.

Ojalá se repitan más noches como las de anoche, y alguna noche aleatoria como aquella de Madrid.

Pasen un hermoso domingo! Y gracias Jess por ser como eres :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algo que decir?