Soy sólo yo y mis pensamientos...

viernes, 28 de noviembre de 2014

Lo políticamente correcto.

¿Está mal ser una obsesiva de las buenas formas y del evitar conflictos?.

- " Es que yo soy así", "Bueno, ya sabes como soy", " Es que mi temperamento me puede".

Y yo me pregunto ante estas respuestas:

- ¿Y vos qué te pensás?, ¿Qué yo no tengo carácter? ¿ Que yo no sé gritar?, si hace falta, gritaré más alto que tú.

Y siempre me pregunto:

- ¿ Gano algo poniéndome a tu nivel?.

¿Cúal es?

La base de cualquier relación, es la tolerancia, el saber ponerse en el lugar del otro, el intentar comprender que es lo que pasa y sobre todo, poner una solución satisfactoria para ambas partes.

No me vale el "Es que claro, con todo el estrés que llevais encima, normal que salteis por algún lado".
NO! Yo también sufro estrés, yo también tengo tentaciones de explotar, pero no lo pago con quien no debo. Y este aquí el quid de la cuestión.

Hay veces que por más que una hable las cosas, el patrón se repite, nunca hay un cambio de actitud, ni una intención de mejora (por la parte conflictiva), entonces la boluda de turno (que casi siempre suelo ser yo) calla, traga, aguanta y sigue para adelante.

Sólo espero, no llegar al nivel de saturación, en el cual actuaré tal y como lo hace mi querido prójimo torturador de buenos modales y saber estar.
Porque el día que eso pase, no seré responsable de mis actos, pero ten por seguro, que te pagaré con la misma moneda.

Qué difícil es esto de las relaciones interpersonales, hay cosas que yo veo tan sencillas, tan de cajón, y para otras personas... No. Son monofocales y repetitivas en los malos hábitos.
Ojo, no digo que yo sea una santa, ni que sea perfecta, pero con el transcurso de los años y de las experiencias, he aprendido a controlar mis impulsos, a tener una meta-conciencia (pienso, luego existo) muy desarollada que me permite ver más allá, y me serena en los momentos de locura.

¿Quién me iba a decir a mí que al final aprendería a controlar mi impulsividad?
Hay que ver como cambiamos las personas si nos lo proponemos!

A pasar una linda noche de viernes, yo me quedaré en la mejor de las compañías, la música.


One week to go!! 

jueves, 20 de noviembre de 2014

Motivación

Estoy como cuando Layne Staley se confunde durante Sludge Factory en la grabación del Unplugged.

What's my motivation here?!

Sabés que empezás bien, pero en el momento que la cosa se empieza a torcer... Pierdo el norte, dejo de lado la motivación y mientras la busco, la cago de manera notable.

Llevo varios días estando, pero sin estar, empiezo a notar el cansancio, la palabra "vacaciones" empieza a sonar fuerte.

Necesito vacaciones, es un hecho. Descansar mente y cuerpo, cambiar el entorno, pasar de todo. Trabajar en la hostelería es duro, trabajar en la hostelería, luego ir a clase (carrera universitaria, delegada de clase, miembro de la junta de calidad de grado), y ocuparte de tu propia casa, lo es más aún.
Despierto la admiración de mucha gente cuando se entera de mi fantástica y ajetreada vida, todo bien, es lo que elegí, y lo llevo con estilo y determinación, pero hay veces en las que me gustaría largarlo todo al carajo y ser por un ratito uno de esos "ni-ni" que tanto nombran por todos lados.

Si alguien se encuentra con mi motivación, que me avise. Porque la ando necesitando de vuelta.

Lo único que últimamente me motiva es la tanda de conciertos que se vienen en los próximos días. Dos en Zarasosa (Electric Mary y Wild Adriatic) y uno en mi amada Barcelona.

Qué loco... Menos mal que todavía me queda la música. Esa que habla por mí y es un tren directo hacia mi felicidad.

Pero de los tres, el que más me hace ilusión es el de Rival Sons. AÑOS esperando a que viniesen, y al fin podré disfrutarles! 



Esta semana viene carente de reflexiones de calibre, porque como dije antes, estoy sin estar en mi.
Ya vendrán tiempos mejores, o menos peores. La cosa es que todo pasa... Y espero que sólo esté atravesando una mala semana.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Post-sábado.

Cada vez que empieza un nuevo día, una parte de mi piensa: "La de horas que te quedan por delante chata!"
Porque empiezo mis días muy temprano, y los acabo muy tarde, y tengo demasiadas responsabilidades y no puedo despistarme ni un segundo. Es así! Es lo que elegí, y me la banco.
Ayer fue un día agotador, ya venía de una semana fuerte, con compromisos que duraron hasta tarde y el sábado no iba a ser menos.
Soy experta en buscarme plan, y ayer fue un día cargado de cosas por hacer.
Después del trabajo fui a un mercadillo, a ver qué onda. Terminé con unos cuantos vinilos bajo el brazo y llegué a casa con un dolor de cabeza precioso. Pero claro, no me daba tiempo de descansar porque tenía que ir a un concierto, así que ducha rápida, cena precalentada y para el Eccos que me fui.
Hace años hablé de una banda de Madrid que escuché por la radio, no son otros que Látigos Calientes, los cuales tocaban por primera vez en Zaragoza. Así que mi visita a dicho evento era obligatoria. Y me lo pasé genial!
Siempre he dicho que el Rock en español no es lo mío, pero con esta banda hago una excepción.
Estuvieron geniales, el bar se llenó, me quedé alucinada con el nivel de conovocatoria, quizás se debía a que el batería es de aquí. Pero he de decir que había ambientillo del bueno.
Muchas gracias Ernesto por el disco, sos adorable! Y ese pequeño gesto me hizo muy feliz :)

Prosigamos:

Ayer al mediodía vinieron a comer tres norteamericanos al bar, y estuve hablando con ellos un ratito, cuando me pidieron la cuenta, terminé con sus números de teléfono y con un "Yeah! Let's go out of party tonight!".
Nomás acabar el concierto, quedé con ellos, y nos fuimos de parranda. 
Ellos me llevaron a sus sitios favoritos y yo a los míos. Estuvo bien el intercambio cultural, y puedo decir que me agendé a tres amigos nuevos. La mayoría, sureños. Mi rollo.

Me encantan estos sábados planeados e improvisados. Anoche también me quedé impactada con la caballerosidad de uno de ellos, que me acompañó hasta la puerta de mi casa, para asegurarse que llegaba sana y salva. Sigo asimilándolo.

Y sin más vacilaciones y después de un ibuprofeno, ahora me voy a poner a hacer el súper trabajo de la Universidad que vengo postergando con clase y estilo.

Y les dejo un vídeo de los muchachos de anoche. Oreja obligatoria!

domingo, 9 de noviembre de 2014

El clásico del Domingo

Si ser adulto significa que los domingos madrugaré pase lo que pase, lo devuelvo!
Mi incapacidad para dormir hasta más de las nueve, me irrita, me pone en contra de la Fernanda clásica que postergaba cualquier cosa con tal de dormir un ratito más.
Darle a la maquinaria desde tan temprano, no me gusta, y menos los domingos, porque el domingo es el día más solitario.
Quizás anoche eché de menos la suavidad de una piel ajena, el contacto con otro ser humano, y aunque el vino ayuda a reemplazar ciertas carencias momentáneas, el domingo por la mañana me recuerda que sólo solucioné mi estado de incomodidad por un momento corto de tiempo.
Hasta me dió por soñar que anoche no dormía sola. Inconciente querido, por qué no te vas a la puta que te parió?!

No todo es negativo, si bien anoche estuve sola, no estuve mal conmigo misma. Hacía muchos findes que no estaba sola, y de vez en cuando viene bien.

Mañana empieza una nueva semana, llena de cambios, buenos, malos, indiferentes, lo mismo de siempre, con menos ganas.
Mañana me toca verle de nuevo, y pasar ese rato incómodo al que deberé de acostumbrarme, porque como bien me han aconsejado, es el momento de experimentar cosas nuevas, y con el tiempo, creo que lograré mi cometido.

Cuando lo de siempre no funciona, hay que cambiar algo en la fórmula. Porque ser rutinario para absolutamente todo, no es sano. Y creo que de vez en cuando está bien sentirse descolocado y fuera de órbita.
Hasta me dan ganas de retomar terapia, no porque esté mal del bolo, que lo estoy, pero lo llevo con elegancia, sino también porque hablar con un extraño de cualquier cosa y que este sepa encauzarte y reflexionar, es bueno.
Tendré que hacerme bien y hacerme daño. Es así!

Por lo pronto, me pondré algo de música y terminaré uno de los tantos libros que empecé y no terminé. Porque recuerden que empezar las cosas y no terminarlas también es algo muy mío.

Creo que hoy Fito Paez será mi compañero de actividades.


"Hoy los tiempos van a mil,
y tu extraño corazón ya no capta como antes
las pulsaciones del amor"

jueves, 6 de noviembre de 2014

A veces.

A veces tengo ganas de repetirte.
Sólo a veces.

Es curioso. Lo que nos da más placer es también lo que nos reporta cierto dolor. Pero tanto lo uno como lo otro son igual de necesarios en la vida.
Si no sufres, luego no valoras los momentos placenteros. Si estás en la cima, y todo te sale demasiado bien, una parte de ti, echa de menos cierto sufrimiento. Es parte de ser humano, como que uno nunca termina de estar satisfecho.

Ese espíritu blusero a veces me invade. Sobre todo por la noche, cuando sólo me queda ir a dormir, y el sueño no llega. Esta noche le canto al blues porque quiero tenerte y no puedo, porque si te tengo luego sufro.

Qué perra es esta vida a veces! Pero como me encanta sentirme viva.


domingo, 2 de noviembre de 2014

Más mandarinas para la bolsa.

Siempre digo que mientras aparece mi media naranja, voy comiendo mandarinas.
Es así!

A lo largo de los años, el acumulado de mandarinas es bastante importante. La carencia de sentimientos en mis relaciones es abrumador, y aunque hay temporadas en las que me canso de este hecho, sigo practicando mi filosofía.
Aunque últimamente me ha dado por innovar. Mis patrones, mi estilo de tío ha ido cambiando con el tiempo.
Si bien antes la mayoría aplastante eran músicos, ahora empiezo a alternar con tíos normales, y de momento no me está yendo mal.

El viernes tuve una experiencia positiva, el otro implicado no tenía nada que ver con mis patrones habituales, y aun así pasé un rato excelente.

Siempre digo que hay una lucha interna en lo que se refiere al "ideal" de hombre, y a lo que una se termina llevando a casa.
Porque nunca encontraré a un tío como Chris Robinson, o Michael Hutchence. No hay dos personas iguales en este mundo, y estoy segura que el día que siente la cabeza, será con un tío completamente alejado de lo que yo quería en un principio.

Idealizar es malo, proyectar los deseos de uno en el otro no es conveniente. Y ese tipo de cosas empiezo a entenderlas ahora.

Pero claro, ir en contra de lo que una imaginó durante tantos años, es complicado. Con doce años soñaba que me casaba con Joe Perry, él era mi ideal.

Hoy por hoy, mi ideal se basa en encontrar a alguien con el que poder hablar de cualquier cosa, no tiene porque compartir mis mismos gustos, ni tiene que tener el pelo largo, simplemente se trata de esa conexión kósmica de la que tanto habla Janis.

Poco a poco voy encontrando un equilibrio entre lo que quería para mí, y lo que necesito en realidad.
Romper con la rutina de lo que proyectaba y empezar a pensar de manera seria en lo que realmente me puede llegar a complementar.

No sé si estoy ya en ese punto, en el cual estoy preparada para ponerme en serio con alguien, pero sí que noto que voy evolucionando a algo diferente a lo conocido con anterioridad.

Y eso, otra reflexión típica de mis domingos solitarios.



Nos costó nueve tracks de el Album "Kick" llegar a juntar nuestros labios, y cuando eso pasó, ésta canción pasó a ser la que relacionaré con él y con aquella noche.
Como siempre digo, cada uno tiene su propia canción, y bueno, esta es la tuya.