Soy sólo yo y mis pensamientos...

jueves, 8 de enero de 2015

El miedo al fracaso

Dicen que el que no arriesga no gana, pero ¿hasta qué punto hay que arriesgar?
Tengo miedo de salir herida, de ser sincera y admitir lo que me pasa. Y me veo incapaz de frenarlo.
Esa curiosidad constante me lleva al "mas allá", a lo inexplorado, o por lo menos, a eso que tenía ya olvidado.
Y ahora me doy cuenta de que nunca tuve una relación en condiciones con ningún tío. Siempre puse barreras, obstáculos haciendo que nadie pudiese penetrar, como bien dice Michael, "I know nothing about the people that I've touched". Por exigencias del guión, por causas ajenas al evento, nunca me molesté en conocer a los tíos con los que he interactuado de una manera más personal.

Me siento como si estuviese en un terreno fangoso, no puedo sujetarme a nada, ni sé qué será de mi cuando me vea hasta arriba de fango.
Actualmente, tengo "algo" con "alguien". Le veo a diario, (a veces) duerme en casa, convivo con él, y y hasta en ocasiones le echo de menos. Y aunque me encanta vivir lo que estoy viviendo, siento que dentro de cualquier momento todo se irá al garete. Porque él busca lo que yo ya dejé pasar.
Él le tiene miedo a empezar una relación nueva (porque todas sus anteriores fracasaron) y tiene ganas de experimentar las cosas que nunca pudo hacer porque estaba en pareja. Y yo, yo quiero algo estable, alguien que me complemente (porque sólo tuve una relación seria en mi vida, y fue hace tanto tiempo que ni la recuerdo).

Mi parte lógica me dice que pise el freno, que no corra. Y mi parte incontrolable, quiere volverse loca y entregarse de lleno a algo que de momento no tiene mucha forma.

Me da miedo engancharme en demasía, porque si lo hago, me abriré, seré vulnerable, y podría salir lastimada. Pero no quiero dejar de verle, aunque tengo miedo de que esto fracase.
Y así continua esta espiral incierta, el limbo de dudas crece, y yo sigo navegando, sin rumbo fijo.
Que sea lo que el de allá arriba quiera!


1 comentario:

  1. Fracasar siempre va a estar ahí, pero hay que saber ser valientes; y, por cierto, qué buenos eran INXS. Le invito a que se pase por mi última entrada y me dé su opinión sobre lo de París. Un beso.

    ResponderEliminar

Algo que decir?