Soy sólo yo y mis pensamientos...

lunes, 9 de mayo de 2016

Supervivencia

Hace algunos años quizás lo que más me motivaba era tener dinero para viajar, y tener nuevas aventuras. Vivir en una gran urbe, ir de conciertos, y volverme loca.
Los tiempos cambian, las circunstancias también.

El piso en el que vivías se te queda chico, porque vas agregando cosas a tu vida, cosas que planeaste, cosas que no. y el salir a tomar aire por momentos se torna complicado.

Te gustan los cambios que vas haciendo, no podría vivir alejada de mis gatas por mucho tiempo, son parte de mi día a día, al igual que el amanecer a su lado, aunque discutimos más que antes y ya somos lo que somos, y sabemos lo que hay. No cambiaría nada.

Me voy acercando a los treinta, y ya no salgo de conciertos, la idea de vivir en una gran ciudad, desapareció hace tiempo, la ambición de ganar dinero, se evaporó.

Me vale ganar lo justo para pagar mis impuestos, y que me quede algo para escaparme de vez en cuando.
Aspiro a vivir en un sitio tranquilo sin el caos de la ciudad. Vivir con lo justo y necesario.

Es como que a esta altura de mi vida, siento que ya hice varias cosas de las que quería hacer, y mis prioridades han cambiado mucho.

Tengo menos tiempo libre que antes, y eso es algo que me afecta, el no tener tiempo para mis pasiones. Cada día odio más Internet, y en breves acabaré con mi cuenta de Facebook.

Toda distracción externa hace que me pierda. Pierdo lo mejor de mi, y el norte de a dónde quiero ir.

Los estímulos externos, hacen daño si son en exceso, y quiero librarme de cuantos pueda. Valorar de nuevo las conversaciones, sin tener que sacar el teléfono para mostrar algo que vi en un post o bla bla.

Somos esclavos de la tecnología, antes cuando servía una mesa, solía apartar el tabaco, o la cartera para poder servir un plato. Ahora, aparto teléfonos.

Si sigo así, me volveré una ermitaña, y bien a gusto que lo voy a hacer.

Feliz comienzo de semana!

3 comentarios:

  1. Van cambiando las prioridades y el disfrute pasa más por los afectos y los detalles que por lo efímero. Está buenísimo eso. Se disfruta más todo sin necesidad de tener demasiado.

    La tecnología es un arma de doble filo, me encanta y me aparta, no de otros, sino de mi mismo. Como todo, hay que apuntar al equilibrio.

    Dentro de no mucho me mudo para allá, para España, tengo un miedo terrible pero voy en busca de tranquilidad y de un cambio. Aunque en el camino quedan afectos que voy a extrañar, aún asi quiero experimentar lo que creo que me va a hacer bien. Veremos que pasa.

    Un beso muchacha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale!! Ahora te paso mis datos por twitter así tenés un contacto más por estos lares.
      Totalmente de acuerdo con vos, y cualquier cosa que necesités, avisame :)

      Eliminar

Algo que decir?